Enviar
“Hay que aprovechar para mantener inflaciones bajas”
Mientras que predomina el optimismo en observar una recuperación productiva y bajos precios, la salud de las finanzas públicas surge como el desafío para las autoridades, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, de cara al nuevo año

Erick Díaz
[email protected]

“Creo que 2010 se presenta para la nueva administración política como un año de retos, pero con una base relativamente tranquila gracias a que la economía está en un proceso de recuperación de inversión, de consolidación de baja inflación y de manejo de una posición externa cómoda, aunque quizás tiene el desafío fiscal”.
De esta manera resumió Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, lo que visualiza para los próximos 12 meses, tras analizar el comportamiento de distintas variables económicas hasta hoy.
Entre los objetivos que la entidad planea para el otro año destacan lograr una recuperación moderada en el Producto Interno Bruto (PIB) de un 2,5%, una inflación cercana al 4% y 6%, y un aumento moderado en déficit externo respecto al PIB, entre otros.

¿Qué perspectivas poseen para 2010?
Será un año mejor que 2009, en el cual ya deberíamos observar un crecimiento del 2,5% o un 3%. Deberemos continuar con la baja inflacionaria que tuvimos este año y la economía debería consolidar el esquema de flexibilidad cambiaria. En general es un periodo en el que esperamos ver sectores creciendo más fuertemente de lo que hemos visto en estos últimos meses, en los cuales el Indice Mensual de Actividad Económica muestra una tendencia de recuperación productiva.
Pero al mismo tiempo será un año de retos: el desafío de las finanzas públicas se tiene que enfrentar no con miedo para 2010, sino más para 2011 y adelante. Además, tendremos que hacer mejor las cosas en términos de competitividad, área en la que hay una tarea importante: revisar y modificar aspectos como el estado de infraestructura, el recurso humano y la tramitomanía.

¿Cómo visualiza que se comporte la liquidez?
Vemos el manejo de la liquidez como parte integral del manejo de la política de control inflacionario, entonces estaremos siempre manejándola de tal manera que no se generen presiones inflacionarias indebidas, pero tampoco que se estrangule la economía. Lo que es interesante es que las fuentes de presión de dinero, que fueron muy expansivas en 2007 e inicios de 2008 por la enorme compra de dólares, ya no las vemos. Y no vemos tampoco una presión fuerte en las pérdidas cambiarias, entonces sentimos que tenemos un espacio mayor para alcanzar esos logros inflacionarios.

¿Qué cálculos de inflación están manejando?
Yo esperaría cerrar este año con una inflación menor inclusive al límite inferior que tenemos —cerca de un 4%—, y aunque el Central aún no ha fijado las metas para el otro año, yo me siento cómodo con el rango de entre un 4% y un 6% que establecimos en la última revisión del programa macroeconómico en julio. Lo que es seguro es que el Banco actuará para mantener lo que se ha logrado este año, periodo en el que hubo factores externos que nos ayudaron a la baja en los precios.
El reto en una economía que empieza a crecer y que encara precios internacionales más altos es consolidar esa meta, lo cual se logra por expectativas y por el manejo de las variables monetarias. Desde el punto de vista de las expectativas es interesante que si uno le preguntaba a la gente un año atrás cuánto sería la inflación de este periodo, nadie hubiera dicho que entre el 4% y el 6%, y ahora los perspectivas se han centrado en cerca de un 7% para los próximos 12 meses, lo que se irá modificando en cuanto vayamos consolidando inflaciones inferiores. En cuanto a las variables monetarias, poseemos instrumentos de control de liquidez que antes no teníamos

¿De qué manera presionaría la baja inflacionaria al comportamiento de las tasas de interés?

El tema de tasas se tiene que manejar con mucho cuidado, en el sentido de que no es posible decir que vamos a poner una política de intereses bajos cuando todavía las expectativas inflacionarias y cambiarias no son tan bajas. Hay que esperar que esas tres variables se vayan comportando de manera armónica.

¿Mantiene el Central la posición de realizar cambios en las bandas cambiarias?
No veo razones para alterar los parámetros actuales. Es un tema en el que no podemos apurarnos, pues no nos está dando problemas en este momento; se tomarán medidas cuando sea pertinente.


Ver comentarios