Enviar
Sábado 18 Enero, 2014

En una campaña tan peculiar hay una quietud en este momento que genera expectativas y puede brindar sorpresas en quienes pasaran a la segunda etapa del proceso


“Hasta que se aclaren los nublados del día”

De la encuesta de la Empresa Unimer, realizada en el periodo de muestra del 6 al 12 de enero de 2014, con un margen de error: 2,2% y un tamaño de la muestra: 2.469 personas se debe de estudiar lo siguiente:
Se rescata que los decididos a ejercer su derecho y libertad al voto aumentó a un 79%, implica una posible reducción del abstencionismo; en 2006 fue de 34,8%, para brincar a 2010 a un 31%, en las elecciones 2014 se podría esperar un 21% de probables abstencionistas, lo cual refleja una ciudadanía y una democracia que se esta fortaleciendo, tal parece el costarricense sí quiere ir a votar.
Cuatro de cada diez de esos probables votantes todavía están indecisos sobre a quién apoyar, implica según la muestra que existe alrededor de un 60% de votantes hoy repartidos mayoritariamente entre José María Villalta, del Frente Amplio con un 22,2%; Johnny Araya, (PLN) con un 20,3%; y Otto Guevara (ML) con un 20,2%, todos con un margen de error de 2,2% tanto descendente o ascendente.
Un escenario que coloca un 40% del electorado sin candidato, un amplio sector no identificado con ninguno de los tres hoy primeros, que oscilan entre ese 60% de preferencia electoral, sin dejar por fuera los porcentajes de maneja tanto el PAC como el PUSC, ambas tendencias con Candidatos que gustan por sus intervenciones, uno por su pedagogía y dinamismo, el otro por su claridad e inteligencia.
Tres de cada diez tienen dudas de votar porque no están seguros sobre el candidato y uno de cada diez votaría pero no expresan inclinación por alguno de los hoy candidatos. Este es el electorado que en este proceso hemos denominado “volátil”.
Desde cualquier postura partidaria de las tres tendencias hoy principales, no existe una seguridad de ocupar un espacio en la segunda ronda, comparando datos de las encuestas de la empresa CID GALLUP en donde no refleja un cambio mayor entre el 18 de diciembre 2013 y el 14 de enero de 2014 el panorama es poco predecible. Lo único seguro es la segunda ronda.
Las estructuras juegan un rol importante el próximo 2 de febrero distribuidos de la siguiente manera: PLN - Fiscales: 6.348 Miembros de mesa: 6.396. PUSC - Fiscales: 5.351 Miembros de mesa: 5.344. ML - Fiscales: 4.008 Miembros de mesa: 1.597, FA - Fiscales: 829 Miembros de mesa: 2.735 y el PAC - Fiscales: No se conoce Miembros de mesa: 637.
A menos de 17 días para celebrar las elecciones hay un porcentaje importante del electorado que sin duda definirá los actores de la segunda ronda. Por un factor de estructura no es permisible para quien tenga un poco de olfato político eliminar alguna de las que han sido las cinco principales opciones electorales, quedan dos debates entre los medios tradicionales como Teletica y Repretel que pueden o no ser decisivos en las Elecciones 2014.
En una campaña tan peculiar, no hay claridad, hay sin duda una quietud en este momento que genera expectativas y puede brindar sorpresas en quienes pasaran a la segunda etapa de este proceso.

Erick Quesada