Enviar
HARVARD: Deje de hacer perder tiempo a su jefe


Es fácil quejarse de un gerente que pierde tiempo. Es mucho más difícil ver cómo podría estar desperdiciando el tiempo de ese gerente. A continuación tres formas de minimizar su impacto sobre la apretada agenda de su supervisor:

1 Autodelegue. Evite solicitar su intervención muy seguido. Si usted o alguno de sus subordinados directos puede cumplir la tarea sin ayuda de su jefe, hágala.

2 Presente soluciones, no problemas.
No lleve problemas a su jefe para que los resuelva. En cambio, llévele propuestas de soluciones y busque su retroalimentación.

3 Acomódese a su estilo de trabajo.
Por ejemplo, si él prefiere recibir la información por escrito y no en persona, respete esas preferencias aun si no es su estilo.


Cree una base de admiradores de su idea
Es más fácil vender una idea a su empresa cuando tiene seguidores internos. Cuando la gente admira su idea, confirma que es buena. Esta gente puede contribuir con tiempo y experiencia, y reclutar otros seguidores. A continuación tres maneras de formar su base de seguidores:

1 Enlístese usted mismo.
Los demás pueden percibir si no está genuinamente comprometido. Y si tienen esa sensación están obligados a preguntarse: “¿si él mismo no está realmente comprometido, por qué nosotros sí?”

2 Hable de lo que quiere hacer.
Sea transparente, con cada uno y con todos. Presente una imagen completa. Y dígales no solo los puntos positivos, sino también los negativos.

3 Ofrezca la oportunidad de actuar.
Presente a sus seguidores potenciales trabajo real para hacer, por muy chico que sea. Es para su beneficio y el de ellos si pueden actuar juntos.


Aplique la cantidad justa de presión a los innovadores
Demasiados gerentes matan sin querer la innovación al depender excesivamente de premios y castigos para motivar a sus empleados. En lo que respecta a la creatividad, hay buena y mala presión. Por ejemplo, evite aplicar restricciones extremas de tiempo. Las presiones competitivas entre empleados también pueden ser mortales. En cambio, use presión positiva a través de un encargo desafiante que sea difícil pero que el equipo pueda resolver. Si encarga a la gente un problema importante que nadie más pudo resolver, puede cargar motivación y creatividad.


Temas de conversación
Oro olímpico, enorme gasto para gobiernos

Rusia deberá gastar $12,7 millones para cumplir su promesa de pagar $135 mil a cada uno de sus medallistas de oro olímpicos; $82 mil a sus medallistas de plata y $54 mil a sus medallistas de bronce, según Forbes. Los países premian a sus atletas olímpicos con distintos montos. La BBC reportó que Kazajistán paga $250 mil por cada medalla de oro. Estados Unidos, en contraste, paga $25 mil.

Gente invierte en karma para mejorar perspectivas laborales

Los participantes de ferias de empleo a los que se les pidió que meditaran en su falta de control sobre sus perspectivas laborales ofrecieron donar un 67% más dinero a una organización de caridad que los demás asistentes, indicio de que la gente se inclina a las buenas obras para intentar mejorar sus propia fortuna, según un estudio de Benjamin A. Converse, de la Universidad de Virginia, y Jane L. Risen y Travis J. Carter, de la Universidad de Chicago. La gente que hizo este tipo de “inversiones” en karma era más optimista en conseguir lo que quería, reportaron los investigadores.

Ver comentarios