Enviar
Hanna por su segundo round
Gabriels vuelve a disputar un título mundial, ahora en su verdadero peso

Sí, fue una equivocación, pero dice que tenía que intentarlo. El show de Hanna Gabriels, título y renuncia, todavía no convence a muchos ticos, pero ella se explica y anuncia que le han dado una nueva oportunidad para conquistar un título del mundo.
Gabriels hizo pública ayer su pelea por el título mundial de las 154 libras, de la Organización Mundial de Boxeo, ante la dominicana Gardy Peña, el próximo 29 de mayo.
La pregunta no se podía obviar: ¿Ahora sí va en serio, Hanna?, y ella respondió que “siempre fui en serio, lo que pasa es que a mucha gente le ha costado entender. Yo no podía realizar algo que me hacía tanto daño (bajar a las 147 libras y mantenerse allí). Eso me ponía de mal humor, yo estaba sufriendo, ahora no volverá a pasar lo mismo, este es el peso que yo manejo bien y si obtengo el título, pienso defenderlo por mucho tiempo”.
De sus palabras se deduce que el error fue bajar a las 147, pero ella lo ve de otra forma. “Las razones por las que renuncié no son raras, la gente no entiende porque no está en los zapatos de uno como deportista y no saben lo que es perder el peso. En su momento yo tomé la oportunidad; era un título mundial, no creí que me fuese a afectar tanto, hasta que lo experimenté; fueron días muy duros para mí”.
Dándole vuelta a la hoja, Gabriels se apresta a viajar a Bayamón, Puerto Rico, donde será el combate con Peña, hermana de una contendiente que tuvo Hanna en el pasado y a la que noqueó en siete segundos y dice que le quebró la quijada. “La pelea será interesante, porque imagino que la hermana vendrá por la revancha”.
Si Gabriels gana el título hay una opción de traer su primera defensa del título al país, para enfrentar a la única contendiente que logró sacarle un empate, la estadounidense Rachel Clark, una zurda de 1,80 metros con la que peleó en Pococí. “Me muero por hacer esa pelea, espero que sea en nuestro país”.
Desde su última pelea Hanna nunca ha dejado de entrenar y ha estado trabajando mucho en acondicionamiento físico, en fuerza y efectividad porque se dio cuenta que estaba mal en puntería.
“He estado sometida a un duro entrenamiento y ahora entramos a la parte más intensiva. Hago natación y bicicleta, tengo un problema en la columna, entonces tuvimos que cambiar las pesas por natación, porque ya me estaban afectando muchísimo y he visto mejoría”, afirmó la boxeadora, que es entrenada por Ezequiel Obando.
Gabriels, de 27 años de edad, se aferra a lo que ama, y asegura que la gente en la calle la apoya. Si le va bien en estas peleas que tiene por delante, tiene proyectado ir a pelear a Europa y Asia, pero sabe que debe ir despacio, porque comenta “debo ir paso a paso, día a día, pero siempre creciendo”.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios