Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Hamilton enciende la F1

Dinia Vargas [email protected] | Lunes 07 julio, 2014

El inglés Lewis Hamilton ganó por segundo vez el GP de su país, luego de su triunfo en 2008 y lo celebró con un público que lo apoyó en todo momento. Dimitar Dilkoff-AFP/La República


Hamilton enciende la F1

El inglés gana en su casa y recorta distancias gracias al abandono de Rosberg

“Ganar ante tu afición es la mejor de las sensaciones”, así resumía el inglés Lewis Hamilton su triunfo en el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone.
Una victoria que le salió redonda al piloto británico, ya que además de celebrar ante su público, terminó recortándole de golpe 25 puntos a su compañero Nico

Rosberg, quien tuvo que abandonar por problemas mecánicos.
Esto enciende la pelea por el liderato, solo cuatro unidades separan a Hamilton de Rosberg, dueño del liderato y que cuando comandaba la carrera en la vuelta 18 tuvo que parar para que revisaran su monoplaza, ahí perdió la punta, regresó, rodó un rato más y terminó abandonando por primera vez en la temporada.
Silverstone vivió una carrera emocionante y accidentada desde el inicio. Felipe Massa y Kimmi Raikkonen chocaron, culpa del piloto de Ferrari, que se llevó su buen golpe, y ambos tuvieron que despedirse temprano de la competencia.
La arrancada demostró el poder de los Mercedes, Rosberg —dueño de las pole— se fue en solitario, Sebastian Vettel tuvo un pésimo arranque y cedió cuatro puestos y bajó al quinto.
Los dos McLaren del inglés Jenson Button —cuarto hoy— y del danés Kevin Magnussen —séptimo— eran segundo y tercero; por delante de Hamilton, antes del parón, de casi una hora, para arreglar unos guardarraíles que habían quedado dañados con el accidente.
Tras la reanudación, en la cuarta vuelta Hamilton ya era segundo. Mientras el Ferrari parecía responder y Fernando Alonso comenzaba a subir casillas.
Al frente Nico circulaba embalado en la misma medida que el Hamilton comenzaba a perder el norte al ver que su presa se alejaba cada vez más.
Y de repente, en un escenario tan significativo como Silverstone, todo cambió a favor del local. Una avería en la caja de cambios de su W05 dejó tirado al germano.
“Nico tuvo un problema y lo vi que se paraba. Es una lástima por el equipo. Nunca quiero ver a un compañero de equipo con problemas. Siempre quiero resolverlo en una batalla deportiva. Pero estoy convencido de que volveremos a librar alguna en el futuro”, afirmó Hamilton.
Rosberg, por su parte, se lamentaba. “Es una pena lo sucedido, ya que perdí un montón de puntos en la lucha por el campeonato. Siempre esperamos un cien por cien de fiabilidad, pero desgraciadamente, esto no funcionó para mí hoy (ayer)”.
Ya Hamilton no tuvo problemas, Bottas que escaló desde el puesto 14 hasta el segundo para conseguir su mejor resultado en la F-1, no era problema para él, tampoco Daniel Ricciardo, quien fue tercero.
Mientras tanto atrás de Button —tuvo que conformarse con ser cuarto—, Vettel y Alonso vivían un verdadero mano a mano por el quinto puesto. Hubo de todo, maniobras al límite, reclamos por radio, fueron 13 emocionantes vueltas que alegraron la carrera, y que terminó ganando el tetracampeón alemán.
Ahora con las distancias más estrechas entre las dos fechas de plata, la F1 sigue en Europa y la próxima parada será en Alemania el 20 de este mes, en la casa de Rosberg.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR