Enviar
Hallados restos de armas químicas en ONU

Naciones Unidas
EFE

La ONU informó ayer del hallazgo en sus oficinas en Nueva York de restos de fosgeno, una sustancia utilizada para la fabricación de armas químicas recuperada por sus inspectores en Irak, pero que no representa peligro en su estado actual.
Esos agentes químicos fueron almacenados por error en los noventa en las oficinas de la Comisión para la Inspección, Vigilancia y Verificación del desarme en Irak (UNMOVIC) en Manhattan, localizadas en un edificio cercano a la sede central de Naciones Unidas, dijo la portavoz de la ONU, Marie Okabe.
Tras confirmarse el miércoles el carácter tóxico de la sustancia, hallada desde el viernes pasado, la ONU se puso en contacto con las autoridades de Estados Unidos, que enviaron a un equipo de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) para que se deshaga de los agentes químicos.
La UNMOVIC aseguró en un comunicado que la sustancia identificada como fosgeno no representa peligro alguno en su estado actual y añadió que está en una caja de seguridad sellada.
El fosgeno se encuentra en aceite depositado en contenedores de metal y cristal en forma de viales y tubos de ensayo reunidos en dos pequeños paquetes de plástico almacenados en los archivos de UNMOVIC en su sede central.
El descubrimiento de la sustancia se produjo durante el desmantelamiento de las oficinas de los ex inspectores de armas, las cuales se van a cerrar después de que el Consejo de Seguridad pusiera fin a su mandato, el pasado 29 de junio.
“Estábamos organizando nuestro archivo, que incluye documentos y materiales, y alguien abrió una caja y encontró estos recipientes de plástico. Nosotros asumíamos que todo lo que había allí eran documentos”, explicó el portavoz de la UNMOVIC, Ewen Buchanan.
El fosgeno es un gas asfixiante que fue usado en la Primera Guerra Mundial como arma química y supuestamente el régimen de Sadam Hussein lo empleó en 1987 en el conflicto armado entre Irak e Irán.
El hallazgo inicial de los dos paquetes con los tubos de ensayo y los viales se produjo el 24 de agosto, pero no fue hasta este miércoles cuando un registro del extenso inventario de la UNMOVIC indicó que contenían muestras de fosgeno.
Ver comentarios