Enviar
Halladay se robó la noche

Mostrando un dominio absoluto ante la batería de Cincinatti, el abridor de los Filis, Roy Halladay, lanzó ayer un juego sin hits y solo permitió una base por bolas en el quinto episodio, para conducir a Filadelfia a la victoria 4-0 ante los Rojos, en el primer partido de la serie divisional de la Liga Nacional.
Lo de Halladay fue considerado como una obra maestra porque se trata del primer partido sin hits en los playoffs de las Grandes Ligas en más de 50 años, en un partido de postemporada. Antes de él, solo Don Larsen había logrado un juego perfecto durante la serie mundial de 1956.
Halladay, que ya había lanzado un juego perfecto el pasado 29 de mayo, hizo gala de una recta precisa y una curva devastadora y solo dio un boleto por bolas a Jay Bruce, en la quinta entrada.
Las carreras para los Filis fueron de Shane Victorino en la primera, Carlos Ruiz, Wilson Valdez y el mismo Halladay completaron la obra en la segunda, sacando del ruedo al abridor de los Rojos, Edinson Volquez.
Mientras tanto, en la Liga Americana y también con una excelente exhibición de pitcheo del zurdo Cliff Lee, y un bateo oportuno contra el estelar de los Rays, David Price, los Vigilantes de Texas se impusieron 5 a 1 a Tampa Bay, colocándose arriba en la serie al mejor en cinco juegos.
Lee lanzó siete entradas para ceder solo una carrera tras permitir únicamente cinco imparables, uno solo a partir del segundo episodio, y sacar diez ponches, que le permitieron su mejor marca en los partidos de postemporada. Durante su exhibición en el montículo Cliff retiró a 16 de 17 bateadores y su única mancha fue el jonrón solitario del jardinero derecho Ben Zobrist en la parte baja de la sétima entrada.
El segundo juego entre Rojos y Filis será mañana, mientras que hoy por la tarde Tampa y Texas se verán de nuevo las caras.
Anoche también jugaban Yanquis-Gemelos en la otra serie de la Liga Americana.

Luis Rojas y EFE
[email protected]
Ver comentarios