Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


Hágase respetar en el trabajo

Melissa González [email protected] | Martes 11 enero, 2011




Hágase respetar en el trabajo

Tener una relación de respeto con los colaboradores le facilitará su trabajo y le dará resultados positivos a la empresa
Cuando alguien logra ser ascendido, puede que convertirse en el jefe de sus compañeros sea difícil.
Por ello se debe reflexionar sobre el asunto, para evitar que el ego aflore y ganarse el respeto y no el miedo, especialmente de los colaboradores, ya que no basta contar con la autoridad formal que le es transmitida mediante el nombramiento en el cargo, comentó Lorena Marín, directora de Desarrollo Humano de Grupo Mutual.
Para ganarse el respeto se debe ejercer un buen liderazgo, como principal recomendación.
“Usualmente el jefe ejerce su poder para conseguir resultados y esto a veces se hace de manera inadecuada. En cambio, un líder ejerce su influencia para lograr los resultados deseados y lo hace generalmente de buena manera”, agregó.
Otra de las recomendaciones para que empiece esta faceta con el pie derecho es que establezca un diálogo para que se sientan confiados con su llegada.
También lo es predicar con el ejemplo, no hacer comentarios negativos sobre la empresa, de algún otro compañero o colega ya que esto denota falta de profesionalismo.
“Trate de mantener hábitos y costumbres sanas, saludables, buscar entrenamientos y capacitaciones con regular frecuencia y mantenerse al día en hechos noticiosos de relevancia”, agregó Gabriela Campos, gerente de Recursos Humanos de Oberg de Costa Rica.
Además considera que el líder siempre debe buscar cómo servir a los colaboradores, facilitarles su gestión, promoviendo el desarrollo y dando oportunidades de crecimiento.
“No se puede pedir a los empleados lo que como líder no se está en capacidad de dar”, agregó.
Si usted cree que no ha logrado ganarse el respeto del grupo, el sitio careerbuilder.es recomienda que actúe antes de que la antipatía se convierta en hostilidad.
“Reúna a todos e invítelos a hablar de todo lo que no les gusta de su forma de trabajar. Intente crear un clima de confianza que permita que todos expresen su opinión abiertamente, escuche lo que dicen y plantee adaptar algunas de sus sugerencias”, aconseja el espacio.

Melissa González
[email protected]