Roberto Dobles

Roberto Dobles

Enviar
Lunes 30 Marzo, 2015

Las energías renovables y el gas natural son complementarios y no excluyentes entre sí


¿Hacemos lo suficiente?

Las fuentes renovables de energía son muy importantes, pero a excepción de la geotermia, no son fuentes de energía firme. Su plena capacidad no está disponible todo el tiempo y su producción y costos dependen de la variabilidad de la naturaleza (cuando el viento no sopla, el sol no brilla o los caudales de los ríos disminuyen, entre otros factores).
En el caso de Costa Rica, la mayor parte de la electricidad proviene de la hidroelectricidad, cuya generación y costos son marcadamente estacionales y dependen de la alta variabilidad e imprevisibilidad del clima.
Lo más eficiente para enfrentar esta situación es tener un mix energético con una o varias fuentes de energía firme (las cuales tienen disponibilidad todo el tiempo) para asegurar la continuidad y la calidad del servicio con bajo costo.
Si no existe una fuente de energía firme en el sistema, los costos de generación suben debido a la sobreinstalación o sobrecapacidad que el sistema eléctrico debe necesariamente tener para enfrentar la variabilidad diaria y estacional de la naturaleza. 
Si se usan búnker y diesel para respaldo de energía firme del sistema, los costos suben también. Además, estos dos combustibles ya no se usan en el mundo para generar electricidad por su alto costo (a excepción de algunos países pequeños, como Costa Rica).   
Pero para reducir el alto costo de la generación con  bunker y del diesel se ha aumentado en el país la sobreinstalación de capacidad del sistema de generación con renovables, lo cual genera igualmente un alto costo, por el exceso de sobrecapacidad de generación no utilizada durante el año.
La composición que tenemos actualmente de sobreinstalación de capacidad con renovables y de respaldo con bunker y diesel es muy cara.
Para enfrentar eficientemente la variabilidad diaria y estacional inherente de las renovables y para no tener una sobreinstalación cara de capacidad de generación, la mejor opción es tener en el mix energético nacional una fuente de energía firme de bajo costo.  
Y en el mundo esta fuente de energía firme de bajo costo que da respaldo a las renovables es el gas natural, porque el costo de generación de electricidad con gas natural producido localmente es mucho más bajo que el costo de generación con cualquier otra fuente de energía, sea esta renovable o diesel y bunker. 
La introducción del gas natural en el mix energético del sector eléctrico, en sustitución del bunker y del diesel, reduciría significativamente los costos de la generación de electricidad.
Las energías renovables y el gas natural son complementarios y no excluyentes entre sí, por lo que una combinación apropiada de ambas fuentes reduciría significativamente los costos de la electricidad.
Pero aquí no se visualiza lo anterior para reducir los costos de la electricidad y nos aferrarnos a un mix energético caro.
Mientras tanto, por tener electricidad cara, la economía se deteriora y el desempleo y la pobreza suben.


Roberto Dobles