Hace falta capacidad de gestión
Enviar

Para cualquiera de las vías que se escoja al construir obra pública, lo esencial es que se cuente con una institución en capacidad de gestionarla con eficiencia y transparencia

Hace falta capacidad de gestión

Un recorrido realizado por este medio por las cinco carreteras más importantes del país, permitió hacer un estudio y un posterior ranking sobre su estado.
Además de su condición a simple vista, se tomaron en cuenta aspectos técnicos como la señalización y la seguridad de los viajeros.

Como resultado de ello, vemos que la mejor carretera en la actualidad es la Costanera Sur, que va de Barranca a Palmar Norte, una vía construida por partes, a lo largo de muchos años, por el sistema de contratación administrativa y cuyo último tramo fue entregado hace poco.
En segundo lugar en el ranking está la vía a Caldera, cuya principal virtud es que recorta el tiempo del recorrido, a pesar de los derrumbes que obligaron a cerrar el paso luego de accidentes e incluso de una muerte y de sufrir hundimientos cuya reparación aún no ha terminado.
Después de estas, ocupa un tercer lugar la Interamericana Norte, no por sus cualidades, sino por el estado de deterioro de las demás, la Braulio Carrillo y la Interamericana Sur, por donde circular es sumamente peligroso.
En estas la cantidad de huecos, la falta de señalización y de iluminación, la amenaza de derrumbes, entre otros males, las vuelven zonas de mucho riesgo.
La conclusión es clara. Al país le urge infraestructura vial. La clave es cómo realizarla en el menor tiempo posible y con el mejor resultado.
La solución por la vía de la concesión no dio el resultado esperado porque nuestras instituciones no están en condiciones idóneas para elaborar y firmar adecuados contratos, además de dar seguimiento y control a las obras para exigir su posterior cumplimiento.
Por otra parte, la carretera que, por su estado, obtuvo el primer lugar en el ranking, fue construida por contratación administrativa.
Todo esto debemos tenerlo muy claro. Sin embargo, por cualquiera de las vías que se escoja para construir, lo esencial es que se cuente con una institución en capacidad de gestionar las diferentes etapas de los proyectos con eficiencia y transparencia.
Lo hemos dicho en más de una ocasión en este mismo espacio, nuestros gobernantes no cumplieron con aquello que les hubiera ahorrado al país y a los contribuyentes muchas pérdidas económicas y de tiempo: la reestructuración y puesta al día de la institución llamada a ejercer el control de la obra pública, sea cual sea la forma que se elija para llevarla a cabo.
La voluntad política debe estar al servicio del país mediante el mejor uso de los recursos humanos, su capacidad y conocimientos, para lo cual los jerarcas deben asumir la responsabilidad que les corresponde.

Ver comentarios