¡Habrá nuevo campeón mundial!
Los jugadores de los Reales festejan la obtención de la Serie Mundial en dramática confrontación con los Mets de Nueva York. Mlb.com/La República
Enviar

201608051842110.270-rec-reales.jpg
Hundidos en el penúltimo lugar de la División Central de la Liga Americana, con récord negativo de 51-57 antes de los partidos de fin de semana y a 11 juegos de los líderes de esa División, los Indios de Cleveland, el equipo de los Reales de Kansas City está listo para entregar la corona.

La pretenden lógicamente los punteros de cada División, cuando a la temporada regular le faltan aproximadamente unos 50 partidos. Son líderes: Orioles, Indios, Vigilantes, Nacionales, Cachorros y Gigantes sin tomar en cuenta los resultados de fin de semana y aspiran también, novenas como Azulejos, Medias Rojas, Tigres, Astros, Marlins, Cardenales y Dodgers.
¿Cómo se dio el derrumbe de los Reales?
Si empezamos por el principio, decir que dejaron escapar algunas piezas vitales que ayudaron al título, principalmente al lanzador Johnny Cueto que viajó a San Francisco y al veterano segunda base, Ben Zobrist hoy con los Cachorros.
Sin una explicación lógica posible, no le renovaron el contrato al jardinero derecho Alex Ríos, que no es gran cosa pero fue regular toda la temporada anterior. Ese hueco no lo pudo llenar esta campaña el brasileño Paulo Orlando.
Para colmo de males perdieron por lesión prácticamente toda la temporada a dos beisbolistas vitales en el engranaje del “mánager” Net Yost. El antesalista, Mike Moustakas y el jardinero central, Lorenzo Caín.
Entonces, de jugadores de posición de la temporada campeonil, no contaron con Zobrist, Moustakas, Ríos ni Caín, demasiada carga para llevarla a buen puerto. Cerca del Juego de Estrellas se les lesionó su cerrador estelar Wade Davis, otro punto negativo.
A pocos días de que arrancara la temporada, firmaron a una de sus estrellas, el jardinero izquierdo Alex Gordon que se había convertido en agente libre y lo volvieron al redil de la “Realeza”. Sin embargo, Gordon, propenso a lesiones estuvo en lista de lesionados en dos oportunidades, lo mismo otro astro de la alineación, el receptor Salvador Pérez que se lesionó a mitad de temporada.
Demasiados males para los campeones del mundo, que han tenido que recargar sus fortalezas en el gran béisbol de su inicialista Eric Hosmer, jugador más valioso del Juego de Estrellas, el campo corto Alcides Escobar y el bateador designado Kendry Morales.
Sus lanzadores abridores no han tenido tampoco una gran campaña y ninguno, ni Edinson Volquez, Yordano Ventura, Ian Kennedy, Danny Duffy ni Chris Young han sido dominantes.
Los Reales están listos para entregar la corona.


Ver comentarios