Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Habrá aire más limpio

| Viernes 11 julio, 2008



Habrá aire más limpio


Los legisladores votaron en forma unánime el lunes anterior el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco.
De esta forma Costa Rica se incorpora más de lleno a los esfuerzos mundiales para la salud pública enfocados a reducir la morbilidad y mortalidad causadas por el consumo de tabaco, que ha llegado a convertirse en una de las primeras causas de muerte evitable en el mundo.
Entre las medidas que se destacan con la aprobación de este Convenio están algunas como la prohibición integral a la publicidad de los productos del tabaco, su promoción y patrocinio, así como el aumento de sus precios e impuestos.
Por otra parte, las advertencias sobre los daños que el tabaco ocasiona deberán señalarse en los productos que lo contengan en áreas visibles del 30% al 50%, como ya se hace en otros países en donde los paquetes de cigarrillos, por ejemplo, tienen mensajes en texto e imágenes que lo evidencian.
Además, todos los lugares públicos o privados interiores a donde ingresen las personas por diversos motivos como servicios, trabajo, entretenimiento u otros, así como los transportes públicos, deberán ser sitios de no fumado.
Estas y otras medidas protegerán sin duda la salud de los fumadores y de quienes actualmente se ven obligados a respirar el humo de cigarrillos. Mejorará la salud de la población en general y se evitará en buena medida que los adolescentes se inicien en el nocivo hábito.
La decisión, eso sí, exige la buena voluntad y colaboración de la población que deberá cambiar sus hábitos de fumado y respetar las normas que los diferentes establecimientos señalen para que la puesta en práctica de la normativa se realice tal como ha quedado establecido.
No obstante, exigirá también el adecuado control para verificar que no se trate de algo que pueda quedar en la letra, sino que realmente producirá en el país el cambio que se busca con la votación del mencionado Convenio.
Por la salud de los costarricenses debe asegurarse el respeto a esta iniciativa que, además, aliviará a futuro la carga económica a los hospitales del Seguro Social que atienden las afecciones causadas por el tabaco y, obviamente, significará menos incapacidades y ausencias laborales y una mejor condición en general de la fuerza laboral del país.