Enviar
Jueves 26 Junio, 2014

Los sistemas de generación distribuida permiten ahorrar dinero a las empresas con grandes consumos de energía


Hablemos sobre los sistemas solares

Con los datos expuestos en diferentes medios, las personas perciben que la empresa eléctrica “les va a pagar” por los excedentes mensuales y hacen números, porque esperan recuperar la inversión y suponen que será una forma pasiva de ganar dinero. Error. Porque ni les van a pagar en efectivo (lo harán con créditos para pagar meses con déficit), ni tampoco les van a pagar al mismo precio que la empresa eléctrica cobra por la energía consumida.
Los sistemas de generación distribuida permiten ahorrar dinero a las empresas con grandes consumos de energía, lo cual permite aplicar fórmulas financieras para medir el tiempo de recuperación de la inversión y el beneficio económico adicional que la empresa va a recibir hasta el año 25 del proyecto. Por ejemplo, si cada colón invertido se recupera en cinco años, ese colón generará otros cuatro colones hasta el año 25, que es la vida útil estimada de un sistema fotovoltaico.
El negocio se da porque al generar su propia energía con el sol, deja de consumir de la red y por ende, ahorra. También se ahorra porque el costo de la electricidad demandada durante el día es mayor que la consumida durante la noche.
Es importante aclarar algunos aspectos de los sistemas fotovoltaicos. 1. Hay personas que suponen que con un panel lo conectan a la casa y listo. No. Un sistema fotovoltaico requiere paneles, inversor, cargador de baterías y baterías. 2. La cantidad de paneles y de equipo, depende del porcentaje de energía que desea ser generado. 3. Para generar la misma energía, la cantidad de paneles varía según la zona. Un sistema en Escazú, San Rafael de Heredia o Tilarán requiere 50% o 100% más paneles, que uno instalado en Santa Ana, Belén o Liberia. 4. Aun cuando el sistema es simple, es importante que la instalación sea realizada por personal autorizado. Si la persona, para “ahorrarse” la mano de obra, compra los equipos y los instala por cuenta propia, No tiene garantía si el equipo falla, porque no es posible determinar si el equipo tenía una falla o si fue que personas no calificadas lo dañaron. 5. Los sistemas fotovoltaicos se pueden instalar de forma modular: se puede empezar con un % y luego aumentar la capacidad hasta generar el 100% de la electricidad requerida. 6. Los sistemas termosolares permiten disfrutar de agua caliente las 24 horas sin consumir electricidad. Lamentablemente, existen equipos “solares” que requieren electricidad y eso confunde a personas interesadas. 7. El ideal para el clima costarricense, es un sistema híbrido solar – eólico.
Es más inversión, pero igual, el ahorro permite recuperar cada colón invertido. 8. En el mercado, existen discrepancias en el precio, de cuatro a diez veces. Cotice antes de invertir. 9. Una persona puede producir su propia energía, pero las normas vigentes no permiten compartir esa energía fuera de su propiedad, lo cual se llama distribución y es una función monopolizada por las empresas eléctricas.

Luis Guillermo Quesada Sibaja