Enviar
A un día de que empresas presenten ofertas para apertura celular, George Miley valora el proceso cumplido hasta ahora
“Ha habido momentos muy difíciles”

Puede que no llegue nadie, o todos, pero el objetivo es que el camino hacia la competencia móvil no se detenga, aduce presidente de Sutel

El proceso de apertura celular es algo que no ha pasado en vano en la vida de George Miley, presidente de la Superintendencia de Telecomunicaciones. No oculta que ha atravesado momentos difíciles, tanto personales como laborales, pero al final de cuentas el compromiso por regular la entrada del mercado celular costarricense en la competencia pudo más.
Mañana se cumplirá el primer paso de este largo proceso, cuando la entidad abra las puertas a las empresas interesadas para que presenten sus ofertas.

¿A falta de un día para la recepción de ofertas para la apertura celular, qué valoración tiene del proceso llevado a cabo hasta ahora?

Lo más importante es que el proceso se lleve a cabo como tal, no se ha detenido; puede ser que haya durado más de lo que esperábamos pero, estamos en un país que es un Estado de derecho por lo que se debe cumplir con una serie de legislaciones y ser respetuoso de todas. Esto conlleva a que las cosas tengan que ser despacio y con buena letra, en ese sentido el proceso se ha llevado con la mayor transparencia que es, al final de cuentas, lo que se busca.

¿Qué veremos el martes?

Es el cumplimiento de la primera parte del proceso como tal para la entrada de operadores, lo primero que vamos a ver ahí será el acto de recepción de dos sobres, uno técnico y otro económico. El técnico se abre y el económico se envía a las bóvedas del Banco Central para abrirlo en fecha posterior, en la cual se invitará a los que hayan pasado la etapa preliminar.
Lo que tenemos el martes es una hora de espera de 10 a 11 a.m. En ese momento se cierra y a partir de esa hora no pueden entrar más, las que hayan entrado serán valoradas por la comisión de apertura y valoración y podrían participar para en enero abrir los sobres económicos; además de eso se va a levantar un acta donde se establece que sí se cumplieron requisitos, la documentación señalada, etc. Es el primer paso en firme, la culminación de los actos preparatorios.

En la cantidad de ofertas y el interés de las empresas en participar se demostrará en gran medida el éxito del proceso. ¿Se siente preocupado de que no haya ofertas?

Como cualquier procedimiento, las cosas no van a ser tan perfectas como uno desea, puede que no llegue nadie, puede que lleguen todos… al final de cuentas cada empresa debe ser la que valore qué es conveniente.
Afrontamos una situación en que estamos saliendo de una crisis económica, las empresas tienen con mucho recelo su capital guardado y deberán ser muy juiciosas en si participan o no. Lo que esperamos es que el proceso como tal no sea suspendido y continúe, y con al menos una oferta que se presente ya Costa Rica pasaría de estar con un único operador a dos o más.

¿Ha existido presión?

La necesidad de que el avance sea más rápido todo el mundo la ha sentido, prensa, Sala IV, abogados, empresas y nosotros mismos a veces decimos por qué no se puede ir más rápido. Pero somos un Estado de derecho, tenemos que cumplir cierta normativa, para bien o para mal es el derecho de la gente a tener derecho… derecho a oponerse, a presentar objeciones, a pedir aclaraciones, etcétera. La presión no ha sido de los operadores sino de nosotros mismos para que se salga más rápido.

Debido a estos trámites, a esta presión… ¿Ha deseado en algún momento dejar todo tirado? ¿Dejarle este trabajo a alguien más?

(Risas)… dejar todo tirado… A todo el mundo le pasa por la cabeza porque es la solución más fácil, pero es un proceso que se ha asumido con profesionalismo y mística, tanto del consejo como de la institución… Sí, es difícil… ha habido momentos muy difíciles, personales, de equipo, de la misma institución en casi dos años de estar aquí, pero la realidad es que estamos viendo el fruto de la perseverancia y transparencia.

¿Siente que Sutel tiene suficiente fuerza y respaldo para asumir la regulación de un sector tan poderoso?

Estamos respaldados por algo básico y fundamental que en otros países no se tiene, una legislación que nos faculta para hacerlo.
Si uno es fuerte institucionalmente pero la ley no le permite actuar, de nada sirve. En nuestro caso tenemos poderes sancionatorios muy fuertes que van más allá de lo que otros reguladores tienen y eso nos da cierto nivel de peso y fuerza.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios