Enviar

Guía para salir de las deudas

Liberarse del estrés que crean las deudas es siempre primordial para cualquier persona y si bien cada caso es particular, a continuación mencionamos algunas cosas que pueden ser de utilidad en lograr este objetivo.
El factor psicológico: endeudarse puede provenir de un problema psicológico, como pueden ser la impulsividad a las compras y el estrés y que a veces hay que tratar con un especialista.
Otro aspecto de esto es el miedo a fracasar en el intento, lo cual es entendible, pero en la mayoría de los casos si es posible reducir el endeudamiento.
La disciplina: en mi opinión, esta junto con la planificación, son las claves del éxito en la disminución de la deuda. Si usted establece un plan de acción, manténgase apegado a este, no lo cambie a menos que sea estrictamente necesario y si lo hace sea fiel a su plan.
En este sentido, acostúmbrese a cumplir los lapsos que planteó, no trate de adelantar o atrasar las fechas en que se comprometió a pagar, ya que esto acarrea más estrés y por ende mayor posibilidad de fracaso.
La planificación: cuantifique el monto de su deuda y de sus ingresos a recibir, por ejemplo durante un año y establezca metas realizables.  Prepare una hoja de cálculo o escríbalo en una agenda y lleve el control de las erogaciones y los ingresos.  Usted va a tener que hacer una planificación de todos sus ingresos para preparar un plan de pago realista (es decir, que no lo ahogue demasiado), pero lo suficientemente atractivo para que los acreedores lo acepten.
Esto implica que va a tener que sacrificar algunas cosas y posiblemente renegociar con sus acreedores, pero lo importante es que usted pueda cumplir su objetivo. Todos los acreedores están dispuestos a negociar el pago de una deuda, aunque no lo reconozcan públicamente, lo importante es que la iniciativa venga de su parte, proponga, argumente, negocie, pero por sobre todo cumpla.
Otro elemento a considerar en la planificación, es la posible obtención de ingresos adicionales, lo cual debe también considerarse posible.
La negociación: muchas veces para lograr el objetivo hay que renegociar las condiciones de la deuda.  Si usted va a l acreedor bien planificado y sobre todo mostrando disciplina y confianza las probabilidades de éxito son muy altas.
Trate de negociar, condiciones, como por ejemplo, mantenimiento o reducción de las tasas, extensión del plazo, etc.  Otras cosas que puede negociar son los montos de las primas de seguro que amparan los créditos o las comisiones.
Con una buena organización y mucha disciplina Ud. puede cumplir su sueño de vivir libre de deudas.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

 


 

Ver comentarios