Guerra contra consumo de alcohol y cigarrillos: Putin
Las ventas ilegales de vodka –con un precio de apenas $1 el medio litro- crecerán desde 35% del mercado hasta 60% en 2014, dicen los analistas en el campo. Bloomberg/La República
Enviar

Guerra contra consumo de alcohol y cigarrillos: Putin

Vladimir Putin está llevando a cabo la campaña de salud pública más grande desde que el ex líder soviético Mikhail Gorbachov fracasó en su intento de apartar a su país del abuso del alcohol con medidas enérgicas contra el tabaco y la bebida.
Una ley antitabaco presentada ante el Parlamento ayer prohibirá fumar en lugares públicos, hacer publicidad y ventas en kioscos. Se suma a las medidas destinadas a reducir el cuarto consumo más elevado de alcohol en el mundo per cápita con aumentos de impuestos y una limitación del comercio.


El cigarrillo y la bebida matan a 900 mil personas por año en Rusia, el segundo mercado más grande del mundo para cigarrillos y alcohol, según estimaciones oficiales.
Con una población nacional que alcanza 143 millones, hay 5 millones menos que en 1991, cuando cayó la Unión Soviética.
El abuso de alcohol y el tabaco le cuesta a la economía rusa como mínimo $104.000 millones al año, es decir, 5% del producto interno bruto, estima el gobierno.
“Putin se ha fijado a sí mismo el objetivo de revertir la disminución de la población estimulando un estilo de vida más saludable”, dijo Sergei Markov, ex legislador del partido gobernante Rusia Unida y vicerrector de la Universidad Rusa de Economía Plekhanov en Moscú. “Pero si analizamos nuestra historia, es algo en lo que Gorbachov no tuvo éxito”.
La represión corre el riesgo de alentar a los rusos a buscar bebidas y cigarrillos pirateados, según los analistas de la industria del alcohol y las empresas tabacaleras.
Las ventas ilegales de vodka –con un precio de apenas $1 el medio litro- crecerán desde 35% del mercado hasta 60% en 2014, según el Centro Federal y Regional de Estudios del Mercado del Alcohol. El comercio de tabaco ilícito podría crecer hasta 40 por ciento del mercado desde 1 por ciento, estima el grupo de presión Tabakprom.
El primer ministro Dmitry Medvedev despotricó el 16 de octubre contra Philip Morris International Inc., British American Tobacco Plc, Japan Tobacco Inc. e Imperial Tobacco Group, culpándolos de crear adicción a los cigarrillos en millones de niños y mujeres desde comienzos de los años 1990.
Las cuatro empresas controlan 93% del mercado tabacalero ruso que mueve $19.500 millones. Treinta y nueve por ciento de los rusos fuman regularmente, según la Organización Mundial de la Salud.
Cinco empresas extranjeras tienen más del 80% del mercado de la cerveza en Rusia –Baltika Breweries, parte de Carlsberg A/S, Anheuser-Busch InBev NV, Heineken NV, Andalou Efes Biracilik Malt Sanayii AS y SABMiller Plc. El mercado del alcohol en Rusia, que comprende 24%o de vodka y 51% de cerveza, mueve $34.400 millones según Euromonitor, una empresa de investigación del consumo.
“No estamos prohibiendo a la gente que fume o beba”, dijo el viceministro de Salud Sergei Velmyaikin en una entrevista. “Sólo estamos implementando un paquete de medidas para frenar un marketing extremadamente agresivo que engancha a productos muy perjudiciales”.
El año pasado, el gobierno prohibió las ventas de alcohol entre las 23:00 y las 08:00 horas, así como también beber alcohol en lugares públicos.
En julio, declaró ilegal la publicidad de cerveza en televisión, radio, carteles e Internet y a partir del 1 de enero, los kioscos no podrán vender cerveza.
El ruso medio, mujeres y jóvenes incluidos, bebió 77 litros (20,3 galones) de cerveza, 9 litros de licor y 7 litros de vino en 2011, muestran datos de Euromonitor. Uno de cada cinco rusos varones muere debido al consumo perjudicial de alcohol, dice la Organización Mundial de la Salud con sede en Ginebra.


Bloomberg


Ver comentarios