Logo La República

Lunes, 17 de enero de 2022



NACIONALES


Guerra al contrabando

Fabio Parreaguirre fparreaguirre@larepublica.net | Martes 11 febrero, 2014

El tema del comercio ilícito es vital, ya que no solo representa una problemática en recaudación fiscal, sino también en seguridad y salud, indica Luisa Pastor, de la embajada Británica. Esteban Monge/La República


Quieren evitar ingreso de mercancías ilegales al país

Guerra al contrabando

Tres de cada diez ticos han comprado artículos provenientes del mercado negro

Buscar una solución que permita reducir el contrabando en el país, es lo que pretenden las autoridades costarricenses.

Actualmente cerca de un 10% del comercio de productos es ilícito. Se trata de artículos como licor, cigarrillos, adornos, utensilios para el hogar, películas e incluso juguetes, por los cuales nadie paga impuestos, generando un perjuicio para el Estado.
Para buscar esa solución esta semana se reunirán unos 70 representantes de gobiernos centroamericanos, expertos y empresas multinacionales.
La actividad es impulsada por la Embajada Británica, y busca llegar a un acuerdo para declarar la guerra conjunta al contrabando regional.
“El tema del comercio ilícito conlleva muchos problemas en la pérdida de ingresos fiscales, así como la inseguridad, salud y otros que afectan a la población”, indicó Luisa Pastor, directora de Comercio e Inversión de la Embajada Británica.
El plan es analizar toda la cadena de comercio ilícito para ir identificando portillos y dando soluciones, proponiendo reformas a leyes que existen y determinar qué medidas puede tomar cada país.
Los participantes tendrán la oportunidad de reconocer vulnerabilidades en sus agencias reguladoras de estas prácticas y proponer medidas de intervención que puedan aplicar las autoridades de acuerdo al entorno particular de sus respectivos países.
El evento incluso culminará con un ejercicio de simulacro que dará la oportunidad a los delegados de los distintos países a explotar las diferentes opciones, pasos a seguir y otros accionares que existen en un caso en investigación sobre contrabando.
En nuestro país no se cuenta con una estimación de cuanto pierde el fisco por no recaudar los impuestos de estos productos ilícitos, pero las autoridades saben que atacar esta problemática daría un respiro fiscal, así como en materia de seguridad y salud.
Solo el año pasado Costa Rica decomisó un total de 23,5 millones de artículos contrabandeados, la gran mayoría cigarrillos y licores, pero estos no son los únicos que están dentro del comercio ilícito nacional.
En el caso de los cigarrillos, en la región de Centroamérica y el Caribe, se movieron más de $1,9 mil millones por contrabando el año anterior.
Para este año estima que esa cifra se incrementará a $2,3 mil millones, lo cual representa una gran pérdida en ingresos fiscales.
Esta problemática es un fenómeno que se da en todo el mundo, afectando no solo a los regímenes de comercio, sino también la salud, así como contribuyen al crimen organizado e inseguridad.
El problema es que uno de cada diez costarricenses ve bien este accionar, indicando principalmente que el precio menor al que pagan estos productos justifica la transacción y al menos tres de cada diez han adquirido algún producto de esta forma.
Este foro es un evento cerrado para solo autoridades de los gobiernos participantes, pero no se descartan otros eventos abiertos.

Fabio Parreaguirre
fparreaguirre@larepublica.net
@fabiopLR





© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.