Guardiola y sus retos para 2016
Pep Guardiola en dos temporadas ha ganado cinco títulos con el Bayern, pero tiene pendiente la Champions. Archivo/La República
Enviar

Guardiola y sus retos para 2016

Ganar la Champions con el Bayern será el principal objetivo del técnico español

El Bayern Múnich y Josep Guardiola comenzaron una larga fase de reflexión sobre los muchos problemas que el equipo y el técnico deben resolver si quieren evitar los tropiezos que sufrieron en la temporada que terminó con la eliminación en semifinales de Liga de Campeones ante el Barcelona.
“Vamos a volver a intentarlo en el futuro”, dijo Guardiola tras la victoria por 3-2 en Múnich, que no alcanzó para remontar la derrota por 3-0 en la ida en Barcelona.


“Ahora quiero celebrar el título de Bundesliga, después irme de vacaciones y luego preparar la nueva temporada. Espero que podamos jugar mejor”.
Guardiola en el ojo del huracán, no se plantea dejar el Bayern antes de que acabe su contrato en 2016, como llegó a especularse. Aun fuera de la final europea, el partido supo a “reconciliación” del equipo y los hinchas con la temporada.
Más imprevisible es si Guardiola querrá prolongar ese contrato. “Es su decisión”, comentó el co-capitán Bastian Schweinsteiger. Es otra de las certezas entre los interrogantes que plantea el futuro: el Bayern parece decidido a renovar al técnico español.
Pero los desafíos del equipo van mucho más allá de la suerte de Guardiola. Un analista de la revista “Kicker” mencionó, entre otros, la necesidad de “hacer un balance sincero sobre el rendimiento de todos los jugadores”, así como “una discusión objetiva sobre la edad del plantel y sobre los muchos experimentos tácticos y personales a los que el técnico sometió al equipo en parte sin ninguna necesidad”.
En efecto, los problemas en la fase decisiva de la temporada y la eliminación en semifinales de Liga de Campeones y Copa Alemana son atribuibles menos a errores de Guardiola que a la plaga de lesionados que dejó al equipo sin sus principales estrellas y a la pérdida de motivación o compromiso en otras.

Son señales de que al campeón récord alemán le llegó la hora de un recambio generacional como el que impulsó precisamente el Barcelona tras la salida de Guardiola.
Algunos analistas alemanes mencionan la transición digna a un segundo plano vivida por el emblemático Xavi Hernández en el Barcelona como modelo para estrellas del Bayern como Bastian Schweinsteiger, que a sus 30 años parece ya alejarse de su mejor versión. Xabi Alonso, de 33, dejó también dudas sobre su estado físico.
Un caso particular es el de Mario Götze. El astro de apenas 22 años, que llegó al Bayern por nada menos que 37 millones de euros ($41 millones), siguió relegado por Guardiola al banquillo pese a que el técnico necesitaba con urgencia más potencia ofensiva por las bajas de Arjen Robben o Franck Ribéry. Su destino es un enigma.
“El año pasado ganamos cuatro títulos, este uno, pero fue mucho más importante. Tuvimos muchos problemas y dimos la cara”, comentó Guardiola.
Los problemas pueden ser una ventaja si se corrigen sus causas. Y si el club lo hace, Guardiola podría tener en su tercera temporada por fin el “super Bayern” con el que sueña desde que llegó a Alemania hace dos años.


Múnich/dpa
 


Ver comentarios