Enviar
Firma costarricense incursionará con sus detergentes en Estados Unidos
Grupo Irex crece como la espuma en nuevos mercados

• Compañía fabrica 5 mil toneladas de producto por mes
• Impulsada por la fuerte demanda, empresa abrirá planta de detergente en el Caribe


Karen Retana
[email protected]

Un joven ayudante, una bicicleta y unos cuantos “centavos” era todo el capital de trabajo con el que contaba Ricardo Amador hace más de 50 años para emprender un sueño llamado Irex.
La visión de crear su propio negocio, el entusiasmo y voluntad transmitidos por sus padres, fueron los ingredientes para construir su fórmula de éxito.
Hoy esa pequeña empresa, que se inició en el patio de una casa, crece como la espuma desde la frontera de México con Guatemala, hasta la frontera de Colombia con Panamá.
“Cuando veo los estados financieros es ahí cuando me sorprendo del crecimiento, pero si lo veo físicamente es la misma”, dijo Amador, quien hoy en día es el presidente de la empresa.
Sus apreciaciones son respaldadas por el dinamismo que experimenta la compañía en destinos como el Caribe, mercado donde Irex ha logrado calar en las preferencias del consumidor.
La fuerte demanda produjo que la empresa realizara los estudios para levantar una planta de producción de detergentes, con lo cual se descongestionarían las labores en las instalaciones ubicadas en Costa Rica.
Actualmente, en el país se producen unas 5 mil toneladas por mes y se perciben unos $4 millones por la venta de detergentes.
“Somos los más grandes en Jamaica y República Dominicana. En el resto somos importantes, tenemos presencia en los anaqueles de los supermercados”, aseguró Amador.
Además del Caribe, nuevas oportunidades se visualizan en Estados Unidos, la empresa costarricense negocia con un grupo de empresarios la exportación de producto a corto plazo.
El destino se sumará a Centroamérica, región donde la compañía suple de producto propio y maquilado para el gigante de la venta del detalle Wal-Mart.
La entrada de Irex a Estados Unidos y su presencia en Centroamérica y el Caribe ha obligado a la empresa a utilizar sus mejores armas para enfrentar la competencia de gigantes como lo son Procter & Gamble y Unilever.
“Esas compañías son inmensamente poderosas, ellas han logrado que otros fabricantes desaparezcan. Sin embargo nosotros seguimos en pie de lucha, trabajando y somos los que más vendemos en Costa Rica por unidades y por peso”, advirtió Amador.
Irex se ha convertido en una empresa conocida en el mundo de los detergentes por sobrevivir a los embates de estas compañías, ello pese a que han sobrado ofertas para comprarla, confesó su presidente.
Lo curioso es que grandes competidores como Unilever y Colgate Palmolive fueron los que colaboraron a que la empresa despegara en los años 50, cuando le solicitaron la fabricación de producto para marca privada.
“Logramos un alza tremenda de la actividad; después de muchos años fuimos eliminando esa maquila para dar espacio a nuestro propio producto”, comentó con entusiasmo el empresario.
Años después Amador reflexiona y asegura que el éxito de la operación se debe a que es una empresa organizada, preocupada por tener a la mejor gente y realizar cambios permanentes que se anticipen a las situaciones del entorno.
“No hay ningún secreto, solo visión para distinguir y escoger a la gente que puede hacer mejor las cosas. Por nuestra parte, ellos son estimulados, apoyados y son nuestros amigos”, comentó Amador.
Además de una inversión de más de $10 millones en infraestructura, equipo y capital de trabajo, Irex ha propiciado la generación de oportunidades para personas con discapacidad. Actualmente cuenta con un departamento exclusivo para este propósito.
“Algunos piensan que Irex es una empresita de peones, pero detrás hay 30 personas desarrollando y haciendo los cambios que nos pide el mercado”, comentó el fundador.
Uno de los temores que inquietan a la compañía, más que la propia competencia, es la escalada de los precios de las materias primas para la elaboración de detergentes.
En la empresa reconocen que los precios han aumentado “espantosamente”, lo cual causa un debilitamiento, debido a que el capital de trabajo disminuye conforme crecen los precios.
“El manejo con bancos es más intenso, el riesgo más alto, porque hemos entrado en un periodo en el que las util
idades que generan las ventas se han debilitado a raíz de las alzas en los insumos y aparte tenemos encima la competencia”, manifestó Amador, quien asegura que la empresa está preparada económicamente para enfrentar la situación.
Aunque Irex surgió como una compañía de venta de productos de limpieza, también está compuesta por siete empresas más, dedicadas a la fabricación y comercialización de alimentos enlatados, distribución, gasolinera y publicidad, entre otras actividades.
Una de estas empresas incursionó en la venta de colados para niños. Estos productos ya son exportados al Caribe, mientras que en Costa Rica se realizan los trámites sanitarios y permisos; se espera que se empiecen a vender en unos tres meses.
Los colados serán manufacturados en la planta de El Trópico propiedad del grupo. En esas instalaciones se estudia la ampliación de nuevas líneas de productos como comidas preparadas.
Para ello la empresa ha inyectado unos $3 millones en maquinaria.









Ver comentarios