Enviar
De 45 diputados que apoyaban esa alza ahora quedan 39
Grupo a favor de aumento salarial pierde adeptos
Bancada completa del PASE anunció ayer que no le dará respaldo al cuestionado proyecto.

Poco a poco, así es como pierde fuerza el que hasta inicios de esta semana era un bloque sólido y favorable al aumento salarial en el Congreso, ya que debido al clamor popular contrario y a la constante presión por parte de diversos grupos, ayer otros tres diputados anunciaron que no respaldarán la iniciativa cuando se someta a votación.
Con los tres desertores ahora son 39 diputados los que mantienen su apoyo al plan para incrementar su salario de ¢2,5 millones a ¢4,3 millones. En un principio el número de congresistas seguidores de esta propuesta llegó a ser de 45.
Los tres legisladores que se unieron al rechazo del alza salarial son Víctor Emilio Granados, José Joaquín Porras y Martín Monestel, todos del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE), quienes de esta forma, se unieron a su compañera de grupo Rita Chaves.
Esta había conformado el primer grupo desertor del bloque, el miércoles pasado, junto a los congresistas Luis Fishman y Gloria Bejarano, ambos de la Unidad Social Cristiana (PUSC).
Los nuevos opositores al proyecto argumentaron entre otras razones, que no pueden incrementarse el salario cuando existe un déficit fiscal cercano al 5% en las arcas públicas y reconocen además que “no es buen momento”.
Ahora son 18 los diputados que están contrarios a subirse el salario. Los once de Acción Ciudadana, el diputado de Frente Amplio, los dos del PUSC y ahora los cuatro del PASE.
Del otro lado están las fracciones del Partido Liberación Nacional (PLN), el Movimiento Libertario, Restauración Nacional, Renovación Costarricense y cuatro legisladores del PUSC.
“Estábamos equivocados en nuestra posición y nos hemos dado cuenta ahora que no es viable, por lo que hemos asumido una línea de fracción y ahora ninguno de los diputados del PASE le dará su voto a la iniciativa. Quiero pedir disculpas humildemente a toda la gente que votó por nosotros”, dijo Granados, jefe de esa fracción.
Los diputados de este partido negaron que la nueva postura sea cálculo político de cara a la eventual candidatura a la Alcaldía de la Municipalidad de San José por parte de Oscar López, ex diputado y líder de la agrupación política.
Por otra parte, tras el anuncio de los nuevos desertores se difundió el rumor en el Congreso de que varios diputados del PLN estarían recapacitando su decisión y que no votarían afirmativamente la iniciativa; sin embargo, esta versión fue desmentida por Luis Fernando Mendoza, subjefe de fracción verdiblanco.
“Absolutamente no, el bloque se encuentra totalmente sólido, no hay ningún diputado que esté pensando en eso, toda la fracción se encuentra unida. En el campo personal, yo estoy convencido de que es un salario justo.
Varios compañeros nos han dicho que en sus respectivas comunidades, han recibido comentarios de todo tipo, algunos a favor y otros en contra. El miércoles estuve en una reunión con 80 jóvenes y muchos de ellos me dijeron que están a favor”, expresó Mendoza.
Para finalizar, el legislador considera que no importa el momento en que el Congreso hubiera decidido tramitar el proyecto, ya que sin importar si es al principio o al final de la legislatura, siempre se darán críticas de todo tipo.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios