Enviar
Compañía plantea construir nueva ruta a Limón, reparar la existente y ampliar vía a Cartago
Grupo colombiano promueve construir megacarretera a Limón

• Inversión estimada en obras se acerca a los $700 millones

Danny Canales
[email protected]

El grupo colombiano Autopistas del Caribe promueve la construcción de un megaproyecto vial para combatir las presas y agilizar el paso hacia Limón y Cartago.
El plan comprende la construcción de una ruta entre el Valle Central y el Caribe, la reparación de la carretera Braulio Carrillo y la ampliación de la vía a Cartago.
La inversión estimada en el complejo vial rondaría los $700 millones.
La obra se está gestionando mediante la figura de concesión de obra pública por iniciativa privada.
Ese modelo faculta a la empresa privada a prop
onerle al Estado la construcción de proyectos de infraestructura que considere necesarios para el desarrollo del país.
Los representantes de Autopistas del Caribe presentarán el proyecto mañana a las autoridades de vialidad y concesiones costarricenses.
Ayer el consorcio colombiano expuso la propuesta a la prensa, en cuyos estudios de prefactibilidad invirtió $2 millones.
Con la nueva carretera, el grupo sudamericano busca contribuir a mejorar la competitividad del país, afirmó Mauricio Millán, director del proyecto.
En ese sentido, Millán comentó que los estudios preliminares realizados revelan que en 15 años, las nuevas obras reducirían en unos $1.500 millones los costos operativos de los conductores que viajan hacia el Caribe y Cartago.
De acuerdo con las estimaciones del Tránsito, por la vía a Limón circulan diariamente unos 9 mil vehículos, de los cuáles el 40% es pesado. Por su parte, a Cartago viajan diariamente unos 60 mil autos.
Como principal obra se plantea la construcción de un nuevo camino de 67 kilómetros y dos carriles por sentido entre Cartago y
Siquirres —pasando por Turrialba— que iría por la margen izquierda del río Reventazón.
Ese paso, que se podría circular a 80 kilómetros por hora, incluiría 27 puentes de 4,4 kilómetros en total y siete túneles que sumarían cinco kilómetros de longitud.
En los 62 kilómetros que dividen a Siquirres de Limón se ampliaría cada carril a 10,3 metros y se dejaría prevista la construcción de dos carriles más.

Adicionalmente se propone ampliar de cuatro a seis carriles la carretera Florencio del Castillo, desde La Antigua Galera hacia Ochomogo, así como aumentar la capacidad de los espaldones.
Para la ruta a Cartago se plantea también la construcción de una ruta de Circunvalación de nueve kilómetros desde Ochomogo, que serviría para despejar el ingreso a esa provincia.

En el caso de la carretera Braulio Carrillo, se mejoraría el pavimento, se construirían espaldones y se mejorarían los taludes y los puentes.
Por último, se plantea la
ampliación y ordenamiento de algunos tramos de vía alrededor de la capital para agilizar el tránsito.
Como innovación el proyecto ofrece servicios de taller mecánico, ambulancia y grúa a lo largo de todo el recorrido del complejo.
Una vez que el gobierno reciba la propuesta tendrá entre 45 y 90 días para resolver si le interesa o no el proyecto.
De acoger el plan se licitará mediante una concesión internacional en la que podrán participar tanto el grupo que hizo la oferta como las compañías que así lo deseen.
En caso de que la adjudicación recaiga sobre un tercero, este tendrá que pagarle los estudios realizados al grupo colombiano.
De no surgir contratiempos en dos años se estaría adjudicando el proyecto, estimó Alberto Mariño, presidente de Coviandes, una de las empresas que integran Autopistas del Caribe.



Ver comentarios