Grizzlies exigen respeto
El español Marc Gasol se ha convertido en todo un líder en Memphis.Archivo/La República
Enviar

Grizzlies exigen respeto

La franquicia de Tennesee suma ocho victorias al hilo y son sensación de la NBA

Los Grizzlies de Memphis se convirtieron en el equipo de moda, suman ocho victorias al hilo —la última Charlotte Bobcats— y sorpresivamente se encuentran en lo alto de la división suroeste.
Son tan buenos los números de los llamados “osos pardos”, que su rendimiento es el mejor de la Conferencia Oeste en lo que va de la temporada regular (ocho ganados, uno perdido —el primer encuentro ante los Clippers—).
“Estamos jugando a un gran nivel, y lo hemos hecho frente a varios de los mejores equipos. Ahora debemos tratar de mantener los resultados”, aseguró el base Mike Conley.
Y es que la franquicia de Tennesee comenzó la temporada con la noticia de que Robert J. Pera sería su nuevo presidente y dueño mayoritario.
El empresario californiano, de 34 años, —pagó 366 millones por el club—, es un rostro fresco de una generación muy diferente que la del dueño anterior, el multimillonario Michael Heisley, de 75 años.
Es tan joven Pera que apenas es nueve años mayor que Coney, por ejemplo; siendo además el dueño de menor edad en adquirir un equipo, como lo hizo en su momento Mark Cuban, quien cuando tenía 41 años compró los Mavericks de Dallas en 2000, o como Eddie DeBartolo, que se volvió el dueño más joven en la historia de la NFL cuando adquirió los 49ers de San Francisco a los 30 años.
La inversión le dio un respiro a los Memphis —uno de las escuadras que promedia menos edad en la NBA—, que ahora muestra en el rectángulo garra y corazón.
El conjunto prometió dejar todo en cada juego y lo está cumpliendo, sin ser los más espectaculares en jugadas colectivas, deja que la ofensiva fluya tranquila, son muy potentes a la hora de defender el aro.
Sus resultados no son obra de milagros y en su cancha varios equipos han mordido el polvo, entre ellos los Nicks de Nueva York, que vieron cómo su invicto terminó ante los “osos”.
Así están cumpliendo con el objetivo de su entrenador, Lionell Hollings, quien mantiene un quinteto titular estable y este año se han propuesto llegar muy lejos.
Sin jugadores que lleguen a grandes medios, el secreto está en los dos pilares en ambos costados que son sus hombres grandes.
Uno de ellos es Marc Gasol y el otro Zach Randolph, ellos cumplen el sueño de cualquier entrenador: saben pasar el balón, rebotean todo lo que les pasa cerca, no son egoístas y sus cortinas son de las más eficientes en la liga.
Por momentos juegan el poste alto y cualquiera puede pasarse el balón, aprovechando puertas traseras o abriendo para los tiradores.
Luego cuentan con un base serio y rendidor como Conley, un escolta (Tomy Allen) que defendiendo en el perímetro es de lo mejor que existe en la NBA y un alero volador como Rudy Gay (siempre presente en las jugadas más llamativas de las semanas).
Además, poseen una banca rendidora que siempre trae una respuesta cuando el equipo necesita dar descanso a sus figuras.
Por eso y mucho más los Grizzlies piden respeto.

Consulta: EFE, espndeportes.com y otros.

Dinia Vargas
[email protected]


 

Ver comentarios