Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



GLOBAL


Gripe A es primera pandemia mundial del siglo

| Viernes 12 junio, 2009



Al menos 28.774 personas han sido infectadas con el virus
Gripe A es primera pandemia mundial del siglo
Cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar y lavarse las manos entre medidas de higiene recomendadas

Ginebra
AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó el nivel máximo de alerta por la gripe AH1N1, convirtiéndola en la primera pandemia mundial del siglo XXI y advirtió que “circulará por todo el mundo durante un año o dos”, aunque la calificó de “moderada”.
“El virus no puede ser detenido”, subrayó la directora de la OMS Margaret Chan. “Decidí elevar la alerta pandémica de la fase cinco a la seis”, explicó en una conferencia prensa en la sede de la organización en Ginebra.
“Tenemos pruebas indiscutibles de que estamos en los primeros días de una pandemia global del virus H1N1”, subrayó, pidiendo una vez más a los países que no cierren sus fronteras ni restrinjan los movimientos de personas y bienes.
Para Margaret Chan, a pesar de que el virus A (H1N1) sea totalmente nuevo y se transmita entre humanos, la pandemia es “moderada”.
Poco antes Chan había informado personalmente sobre la situación a los embajadores de los Estados miembros de la organización. La directora general de la OMS llamó a la vigilancia pero al mismo tiempo se mostró tranquilizadora.
La declaración del estado de pandemia “es también una advertencia a la comunidad internacional: es el momento para los países del mundo entero (...) de reagruparse en nombre de la solidaridad mundial para estar seguros de que ningún país (...) será abandonado”, declaró Chan a los periodistas.
La OMS mantuvo desde el 29 de abril el nivel de alerta cinco, lo que significa una pandemia “inminente”.
Los casos de infecciones por el virus A(H1N1) de la gripe porcina ascienden ya a 28.774 en 74 países del mundo y 144 son las personas fallecidas por esta enfermedad, según el último balance de la OMS, comunicado la noche del jueves.
En la época de la globalización, los virus viajan a la velocidad de los vuelos transatlánticos. La gran interconexión mundial aumenta los riesgos de propagación, pero también las capacidades de una respuesta concertada, tranquiliza la OMS.
A la espera de una vacuna eficaz, sólo existen dos medicamentos para luchar contra la nueva enfermedad: el Tamiflu del laboratorio suizo Roche y el Relenza del británico GlaxoSmithKline (GSK).
Las reservas de varios millones de dosis están destinadas prioritariamente a los países en vías de desarrollo, particularmente vulnerables, subrayó la OMS, quien apeló “a la responsabilidad social” de los grupos farmacéuticos para las donaciones y la entrega de las licencias de fabricación.
Los controles de las fronteras mediante cámaras térmicas para detectar a los individuos con fiebre son inútiles, según el organismo, que subraya que un viajero portador del virus puede no haber desarrollado los síntomas de la enfermedad en el momento de pasar la aduana.
Por el contrario, la OMS recomienda informar a los viajeros sobre las medidas de prudencia que se deben tomar y sobre los síntomas de la enfermedad, para que puedan acudir rápidamente a un médico en caso de padecerlos.

La enfermedad se manifiesta como una gripe clásica (fiebre, dolores, dolor de cabeza, mucosidad), a menudo acompañada por diarreas, y puede degenerar en una neumonía.
La OMS llama además a adoptar medidas de higiene básicas, como cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar o lavarse las manos frecuentemente.
Llevar una máscara quirúrgica es recomendable en caso de estornudos o tos frecuentes.
La OMS también recomienda evitar cualquier contacto con una persona enferma y renunciar, al menos durante el tiempo de la pandemia, a los besos y apretones de manos.