Gremio automovilístico de EE.UU. se achica
Enviar
Gremio automovilístico de EE.UU. se achica


Michigan -- El número de afiliados del sindicato UAW de trabajadores de la industria automovilística de Estados Unidos bajó un 14% el año pasado, a lo mínimo desde la Gran Depresión, porque los fabricantes estadounidenses de autos, al reducir negocios para frenar pérdidas, pagaron indemnizaciones a sus empleados para que renunciaran o se jubilaran por adelantado.
Los afiliados del sindicato United Auto Workers, cuyo número llegó a su apogeo de 1,5 millones en 1979, declinaron a 464.910 al final del 2007, según un informe que el gremio con sede en Detroit presenta anualmente al Departamento de Trabajo. El año pasado el UAW perdió 73.538 miembros.

Es posible que las filas del sindicato sean ahora las menos numerosas desde las postrimerías de los años treinta del siglo pasado, dijo Sean McAlinden, economista jefe del Center for Automotive Research, una entidad de estudios sobre la industria del automóvil, con sede en Ann Arbor, estado de Michigan.
El informe refleja la contracción persistente de General Motors Corp., Ford Motor Co. y Chrysler LLC, las cuales están suprimiendo empleos y cerrando fábricas. El UAW, fundado en 1935, organizó a los trabajadores de GM y Chrysler en 1937 y a los de Ford en 1941.
“Es el final de los empleos bien remunerados en el sector automovilístico y de los empleos bien remunerados en la manufactura”, dijo Gary Chaison, profesor de relaciones industriales en la Clark University, de Worce
ster, estado de Massachusetts.
El portavoz del UAW Roger Kerson dijo que no haría comentarios.
En el informe se revela asimismo que la paga total del presidente del sindicato, Ron Gettelfinger, aumentó un 2,9% interanual en el 2007 a $163.075, incluido un sueldo de $150.763. El dirigente sindical de 63 años recibió una paga total de $158.530 con un sueldo de $145.125 en el 2006, según el informe del sindicato correspondiente al año pasado. Gettelfinger fue elegido jefe del sindicato en el 2002 y lo reeligieron cuatro años más tarde.
La merma llega en momentos en que los fabricantes de autos están haciendo nuevas ofertas de indemnización a los trabajadores actuales para que renuncien o se jubilen por adelantado, aprovechando las empresas los contratos negociados el año pasado que permiten pagar menos a los empleados nuevos.
En el 2006 GM y Ford hicieron ofertas semejantes a todos los empleados representados por el UAW. Muchos de los que las aceptaron no abandonaron sus empleos hasta el año pasado.
En noviembre Chrysler dijo que suprimiría hasta 10 mil puestos de trabajo por hora para fines de marzo usando indemnizaciones por renuncia e incentivos para el retiro adelantado.
Ford ofreció este tipo de primas a 54 mil obreros fabriles a partir de enero. Los trabajadores tenían hasta el 18 de marzo para decidirse. La compañía no ha revelado cuántos aceptaron. Ford ofreció hasta $140 mil a los empleados para que abandonaran sus trabajos.

Ver comentarios