Enviar
Greipel vence sin duelo
La caída de Cavendish evitó el esperado cara a cara entre los dos mejores esprínteres del momento

Mientras Mark Cavendish observaba las heridas causadas por una caída, después de rodar por el suelo a menos de tres kilómetros de la meta, André Greipel levantaba los brazos para celebrar su primera victoria en la edición 2012 del Tour de Francia.
Así el esperado duelo entre los dos mejores esprínteres del momento nunca llegó, el “tanque” alemán aprovechó la caída del campeón del mundo y nadie pudo darle pelea en ese cierre, ni siquiera Peter Sagan. Alzó los brazos con un tiempo de 5h.18.32 por delante del italiano Alessandro Petacchi (Lampre) y del danés Tom Veelers (Argos Shimano). El suizo Fabian Cancellara retuvo un día más el malliot amarillo.
Greipel ganó cómodo. Se subió al tren de su equipo, el Lotto, que lo llevó en primera categoría hasta la meta. “En este equipo me siento bien, somos nueve amigos”, resumió, exultante, el enorme alemán de 1,83 metros, que suma ya 14 triunfos esta temporada.
Ahora tanto Greipel como Cavendish —que no se llevan nada bien— suman una victoria cada uno, pero lo cierto es que la del británico sí fue en un cara a cara, mientras que ayer en Rouen el encuentro no existió.
“Le deseo que no sea nada”, lanzaba el germano desde el pódium de su triunfo, un tanto molesto porque todas las preguntas hicieran referencia a la ausencia de su rival.
Cavendish, por su parte, pasó la meta cuatro minutos después en su esprín más lento. Con cara de pocos amigos, serio, sin palabras. Con un gesto cerrado que decía todo. Se marchó sin decir nada. Guardó silencio para velar armas.
El día tuvo cuatro escapados, Yukiya Arashiro (Europcar), el primer japonés en terminar un Tour, junto a Fumiyupi Beppu y dos franceses, David Moncoutié (Cofidis) y Anthony Delaplace (Saur), pero su aventura terminó a ocho kilómetros de la meta, momento en que el belga Gilbert aprovechó para atacar, junto a Chavanel y Poel, pero sin éxito.
Con el pelotón agrupado se produjo a 2,7 kilómetros de meta la caída que atrapó a Cavendish y dejó cortado, aunque sin consecuencias, al candidato número uno al triunfo final, el británico Bradley Wigdins que sigue detrás de Cancellara.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

Ver comentarios