Grandes ilusionan, la U decepciona
Los favoritos comienzan a navegar con viento en popa mientras el Alma Máter naufraga en su propia tormenta./LA REPÚBLICA
Enviar

Grandes ilusionan, la U decepciona

Los cuatro equipos de mayor tradición en el país se podrían ver las caras en semifinales ante el desplome de la UCR

Los equipos de mayor tradición del país se soltaron los grilletes y comenzaron a caminar en el sendero de la clasificación, principalmente el Deportivo Saprissa y el Herediano, que dieron pasos importantes para mantenerse entre los primeros cuatro.
La revancha en el Clásico fue un golpe de autoridad, los morados doblegaron al líder, Alajuelense, que a pesar de la derrota se mantiene con un cómodo colchón de puntos alejado de sus principales seguidores.
No obstante, el liderato está más abierto que nunca y el Team también peleará la cúspide.
Además, el Cartaginés está a un punto, con dos partidos menos, de arrebatarle a la Universidad la cuarta casilla.

Saprissa resurge

Antes de jugar el clásico ante Liga Deportiva Alajuelense, el Deportivo Saprissa miraba a los manudos a seis puntos de distancia y con la enorme deuda pendiente de no derrotar a ninguno de los “grandes” en todo el torneo.
El golpe de autoridad llegó cuando los morados dieron una cachetada doble a su acérrimo rival, misma dosis que aplicaron los erizos a los tibaseños en la Cueva.
Los saprissistas no dependen de sí mismos para llegar a la cima, pero buscarán un tropiezo de los rojinegros para desplazarlos de esa primera posición.
Sin embargo, el calendario podría beneficiarles, ya que los próximos encuentros serán duelos de choque directo por la clasificación.
Esta es un arma de doble filo, ya que un traspié podría dejarlos en una posición incómoda, o en caso contrario, catapultarlos a la zona más privilegiada.
Cartaginés y Herediano deberán visitar la Cueva, sedienta de otra monstruosa jornada, mientras que en el próximo fin de semana los morados deberán visitar a la Universidad, que olvidó lo que son las mieles de la victoria.
Saprissa revitalizó la causa morada, se acercó con peligrosidad a la cima, a tres puntos de Alajuelense y ahora sueña con el bicampeonato.

Prevalece tradicionalismo

Poco a poco el panorama se va aclarando, en los primeros tres escalones están los equipos de mayor tradición del país. Alajuelense, Saprissa y Herediano ya se colaron en puestos de clasificación y se mantienen dominantes.
El último boleto es para el cuarto lugar, actualmente lo tiene la UCR, pero Cartaginés aprovechó el empate de los universitarios y están a un punto de los celestes, con dos partidos menos en el calendario.
Por su parte, el Club Sport Herediano goleó 3-0 a Limón y con esta victoria pasó del quinto al tercer lugar. Las buenas noticias para los florenses no se detienen allí, pues solo han disputado 16 partidos, mientras que Cartaginés ya jugó 17 y la UCR 19.
Otro aspecto importante a tomar en cuenta es la ventaja deportiva, esta que tanto afectó al Saprissa en reiteradas ocasiones. Cerrar en casa ha resultado ser positivo en la mayoría de las llaves y nadie quiere ceder beneficio alguno.
Todo indica que las cuatro aficiones más grandes se van a ver las caras en semifinales. En época navideña, al cerrar el torneo, la tradición va a prevalecer. Los colores rojinegro, rojiamarillo, morado y posiblemente el azul se verán en las calles en la etapa final.

UCR a ampliación

Con tres juegos por delante y la amenaza de Herediano y Cartaginés en la tabla, a la UCR se le acaba el tiempo de reaccionar y amarrar el puesto en semifinal.
Los académicos sumaron su sétimo juego sin ganar tras igualar con marcador 0-0 ante Carmelita.
Poco o nada queda de aquel equipo que dejó de ser sorpresa para convertirse en protagonista, aquella UCR que parecía tener asegurada la clasificación, que estuvo en la cima de la tabla de posiciones pero que ahora sufre por ella.
De los últimos 21 puntos posibles, consiguieron únicamente cinco. Esta manita de puntos la obtuvieron con cinco empates, cuatro partidos en casa y uno de ellos como visitante.
La escasísima capacidad para anotar es el talón de Aquiles de la UCR, que logró únicamente cinco goles en los últimos siete partidos, mientras que en los primeros 12 juegos celebró en 21 ocasiones. Se escudó con la igualdad y tiene ocho victorias, siete empates y cuatro derrotas.
Al conjunto celeste solo le quedan tres partidos para amarrar un boleto (Uruguay, Saprissa y Belén) que parecía seguro y ahora se les resbala.
Para colmo de males, tiene más juegos que el resto de sus rivales que están a la par.
Se le llena de agujeros el barco a la UCR, y cada vez el panorama de meterse a los semifinales como la vez pasada pinta más complicado.

Walter Herrera
[email protected]
@La_Republica


 

Ver comentarios