Enviar
Grandes buscan acomodo
Liga con difícil salida, duelo provincial y Saprissa a relavarse la cara

Con Limón y San Carlos sobre ellos, Saprissa y Alajuelense buscarán un triunfo que les permita la posibilidad de acceder a la punta de sus respectivos grupos, el A y B, aunque no dependen de sí mismos para alcanzarlo.
Los morados parecen tener un partido y rival accesibles, pese a jugar como visita en el Cuty Monge de Desamparados. Un Brujas diezmado es un equipo al que solo le queda una meta por delante: sobrevivir; Saprissa por su parte tiene que relavarse la cara, porque aunque sus parciales creían que lo había hecho ante Santos, la caída ante Herediano les dejó el mismo signo de interrogación que ha llevado el club de Tibás en este torneo de verano.
Para la Liga (con 10 puntos) la victoria es urgente, si quiere ganar el grupo. El partido es difícil, en el Puerto del Atlántico, pero los rojinegros deben buscar el triunfo porque San Carlos (12 ) y Herediano (9) son también dos fuertes candidatos, por lo que acomodarse lo más pronto posible será vital para los de la ciudad de los mangos.
Pero no solo la Liga tiene prueba del fuego, debido a que el Herediano recibe a un difícil Cartaginés y los norteños viajan a la zona del General, a enfrentar a un Pérez Zeledón que se las trae esta temporada. Será una gran oportunidad para saber de qué están hechos los tres principales candidatos del grupo B.
La jornada se inicia el sábado con el encuentro Barrio México – UCR, en el Cuty Monge. Otra final para los celestes. Es cierto que están atrás, pero la única forma de salir es ligar victorias y esperar que los equipos que se encuentran a su alcance, liguen derrotas. Está clarísimo que solo una palabra cabe para los del alma máter, sumar.
El otro partido de la jornada se jugará en el Lito Pérez. La ex “Olla Mágica” pareciese ahora funcionar a media presión, y los naranjas son los más cercanos a la UCR, a 10 puntos de distancia, tres partidos y medio, por ello, si no quieren complicaciones lo mejor es acelerar y para ello ganar en casa es obligación. Santos, que en el pasado sufrió la amarga experiencia de ser alcanzado cuando tenía una buena ventaja sobre el último, buscará los tres puntos; para ambos, ganar significa alejarse del descenso y entrar en el cuadro de posibilidades de clasificación en sus respectivos grupos.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios