Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Gran burbuja china de materias primas se está desinflando

Bloomberg | Viernes 06 mayo, 2016



 La fiebre que tomó a los mercados chinos de materias primas está bajando.
Los especuladores que negociaron $261 mil millones en futuros en un solo día del mes pasado se retiraron tan rápido como avanzaron.
Los volúmenes de operaciones en las tres bolsas más grandes del país son poco más de la mitad de lo que eran en su pico del 22 de abril y han vuelto a niveles similares a los de hace un año, según datos compilados por Bloomberg.
La suma de dinero que cambia de dueño por día se redujo a $114 mil millones.
La desaceleración constituye una vuelta a la normalidad tras un arrebato febril que generó comparaciones con la suba de bolsas a base de crédito del año pasado, que precedió a una caída de $5 billones.
El apetito de los inversores ha disminuido después que las bolsas elevaron las comisiones por transacción y los márgenes por disposiciones de los entes reguladores apuntadas a limitar la especulación.
“Ver un movimiento tan rápido en los volúmenes de operaciones en comparación a los niveles históricos es bastante loco”, dijo Zhang Yu, analista de Yongan Futures Co., en entrevista telefónica de Hangzhou, en la provincia de Zhejiang. “Algunos inversores están yéndose tras las medidas tomadas por las bolsas”.
El giro y el trading de corto plazo de algunas materias primas se ha reducido, lo cual muestra que el control y las medidas regulatorias apuntadas a enfriar el mercado han funcionado y prevenido riesgos, dijo el funcionario de la Dalian Commodity Exchange, que pidió no ser identificado a causa de políticas internas.
Los inversores de China se abalanzaron sobre las materias primas ante las señales de una recuperación en la demanda después que las autoridades económicas elogiaron el crecimiento y dispusieron nuevos estímulos, y el mercado inmobiliario se recuperó. Reformas gubernamentales apuntadas a acortar la capacidad ociosa también aumentaron la preocupación porque la oferta de materias primas como el coque se quedase corta, según Fu Peng, gerente de cartera de valores de Lianzhan Global Macro Fund Management.
Los precios de algunas de las materias primas se fueron a las nubes desde que los inversores empezaron a acumular a comienzos de marzo. Las barras de acero para armado declinaron en Shanghái un 38% desde el 21 de abril pero todavía están un 20% más caras que a comienzos de marzo.
El volumen abierto, o sea, la cantidad de contratos pendientes al finalizar el día, se mantuvo relativamente igual en todo el período, lo que indica que las operaciones eran de especulación de corto plazo, en la cual los operadores retienen las posiciones durante algunas horas y luego las venden y se retiran antes de que termine el día. En el pico del boom de operaciones, el volumen agregado diario en todos los contratos era de más del triple del volumen abierto. El 4 de mayo, equivalía a 1,4 veces.
Entre las medidas tomadas por las bolsas para contener los arrebatos, la Bolsa de Materias Primas de Dalian aumentó las tarifas para los contratos de mineral de hierro a 0,03% del valor de la transacción.
La Bolsa de Materias Primas de Zhengzhou subió las comisiones por los contratos de algodón de 4,3 yuanes a 6 yuanes por lote y la Bolsa de Futuros de Shanghái aumentó los requisitos de márgenes para el acero en varillas y el laminado en caliente de 7% a 8%.
“Una evaluación de la actividad de operaciones recientes demostró que las operaciones con ciertas materias primas están menos activas y que las medidas de control de riesgos han tenido un impacto inicial”, dijo la Bolsa de Futuros de Shanghái en un comunicado por e-mail. “El exceso de operaciones a corto plazo ha sido suprimido”.