Google pide permiso a EE.UU. para publicar datos
Edward Snowden quien se encuentra de huida, se presume que filtró las informaciones desde el hotel The Mira en Hong Kong. AFP/La República
Enviar

Google pide permiso a EE.UU. para publicar datos

201306112317280.i2.jpg
Edward Snowden quien se encuentra de huida, se presume que filtró las informaciones desde el hotel The Mira en Hong Kong. AFP/La República

La compañía Google pidió ayer permiso a EE.UU. para publicar las cifras de los datos de usuarios que fueron solicitados por el Gobierno por razones de seguridad nacional, mientras que aún es una incógnita tanto el paradero como el futuro de Edward Snowden, quien filtró estas prácticas a la prensa.
En un comunicado, dirigido al secretario de Justicia, Eric Holder, y al director del FBI, Robert Muller, la compañía reivindica que de publicarse las cifras, quedaría demostrado que los datos a los que ha tenido acceso el Gobierno estadounidense son muy inferiores a lo que se ha asegurado tras las recientes filtraciones.
"Pedimos que ayuden a hacer posible que Google publique en nuestro Informe de Transparencia las cifras totales de solicitudes de seguridad nacional -incluyendo las revelaciones de la (Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera) FISA en términos de la cantidad que recibimos y su alcance", reza la carta, firmada por el jefe de asuntos legales, David Drummond.
Google, así como otras grandes empresas de Internet, colaboró con el Gobierno facilitando datos privados de usuarios de la red de manera secreta, según reveló Snowden a los diarios The Guardian y The Washington Post la semana pasada.
El joven informático y extrabajador de la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) filtró la existencia de dos programas secretos de recopilación de datos telefónicos y digitales de millones de usuarios por parte del Gobierno estadounidense.
Snowden, quien en un principio facilitó la información bajo condición de anonimato, reivindicó la autoría de las filtraciones este domingo desde un hotel de Hong Kong, del cual salió en la mañana del lubes, momento tras el cual se le ha perdido la pista.
Según varios medios estadounidenses, el Gobierno prepara cargos contra el informático, de 29 años, mientras que a la investigación ya abierta por el Departamento de Justicia sobre el caso, se ha añadido otra paralela para evaluar las consecuencias de las filtraciones a la seguridad del país.
Por el momento, la empresa contratista de la NSA para la que trabajaba, Booz Allen Hamilton, informó ayer haber despedido al joven por "violar la política y el código ético de la empresa", a la vez que puntualizó que su sueldo anual no ascendía a $200 mil como se había dicho, sino que era de 122 mil.

Washington/EFE

 

Ver comentarios