Logo La República

Martes, 17 de septiembre de 2019



BLOOMBERG


Google en entredicho en Brasil por espionaje

Bloomberg | Viernes 01 noviembre, 2013

El apoyo de Dilma Rousseff al uso de datas center es una forma de demostrar que lucha en defensa de los brasileños en momentos en que el país se reproducen las protestas


Google en entredicho en Brasil por espionaje

El espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA, por la sigla en inglés) a jefes de estado extranjeros desde Angela Merkel hasta Dilma Rousseff se encamina a producir su primera víctima empresarial de alto perfil: las operaciones de Google Inc. en Brasil.
La presidenta brasileña Dilma Rousseff ordenó a los legisladores de su país que posterguen toda otra tarea hasta terminar de elaborar una propuesta que exija a Google y otros proveedores de servicios online el uso de data centers del país para almacenar la información de los usuarios locales.
La medida forma parte de una creciente reacción contra las compañías de Internet estadounidenses conforme a partir del mes pasado y hasta hace una semana han surgido acusaciones de que la NSA obtuvo acceso a correos electrónicos entre gobernantes del mundo y sus colaboradores, lo que plantea dudas respecto de los datos en poder de las empresas de Internet de los Estados Unidos.
Los legisladores europeos consideran aplicar sus propias sanciones a las compañías que compartan información sin autorización.
Google dice que la exigencia respecto de los data centers obstaculizaría la expansión en Brasil, el sexto mayor mercado del mundo de usuarios de Internet, dado que la infraestructura sería complicada de desarrollar.
La violación de la norma le costaría a Google un 10% de sus ventas anuales en Brasil, donde es el sitio web más visitado, según la firma de análisis ComScore Inc.
Si bien Google no da a conocer cuáles son sus ingresos en Brasil, el país es el tercer mayor mercado para el software de teléfonos inteligentes Android de la compañía y el quinto en usuarios de YouTube.
El 92% de los usuarios de Internet brasileños visitan sitios de Google en el transcurso de cada mes, según ComScore.
“Los usuarios brasileños se verían perjudicados porque no podrían acceder a nuevas herramientas y servicios”, dijo Marcel Leonardi, director de políticas públicas de Google en Brasil, en entrevista telefónica desde Sao Paulo. “Las compañías podrían optar por instrumentar esos servicios en una etapa muy posterior, si es que lo hacen”.
El apoyo de Rousseff a la medida subraya la tendencia hacia el proteccionismo en Brasil, que ha elevado los impuestos a la inversión extranjera y a las importaciones de autos durante su gobierno. También le proporciona a la presidenta una forma de demostrar que lucha en defensa de los brasileños en momentos en que se suceden en todo el país protestas contra la corrupción política y las prioridades de gasto del gobierno.
Sin embargo, no es la única que pide un mayor control sobre las prácticas de la NSA. La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande instaron la semana pasada a una mayor cooperación respecto del espionaje luego de que documentos en poder del ex contratista de la NSA Edward Snowden revelaran que las autoridades estadounidenses hackearon el teléfono móvil de Merkel en 2010. México, por su parte, investiga acusaciones de espionaje estadounidense al ex presidente Felipe Calderón.


Bloomberg






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.