Google dice que ha renovado su licencia en China
Enviar
Google dice que ha renovado su licencia en China

La compañía estadounidense de internet Google anunció el viernes en su página web que ha renovado su licencia en China, después de meses de conflictos con las autoridades de ese país por la censura que practica en la red.
“Estamos muy contentos de que el Gobierno haya renovado nuestra licencia ICP (Proveedor de Contenidos de Internet) y deseamos continuar suministrando búsquedas de webs y productos locales para nuestros usuarios en China”, señaló el responsable legal del gigante informático, David Drummond, en un comunicado.

A principios de año, Google anunció que abandonaba China tras denunciar ciberataques a cuentas de correo de disidentes políticos, empresarios y periodistas alojados en su servidor y, a continuación, desvió su servicio de búsqueda a Hong Kong para evitar la censura china, que bloquea búsquedas relacionadas con asuntos delicados para el régimen.
Entre estos contenidos están las violaciones de derechos humanos, la persecución a disidentes políticos o la represión de minorías étnicas como la tibetana o la uigur, entre otros asuntos.
En su comunicado, Google señaló que “desde el lanzamiento de Google.cn, nuestro sistema de búsqueda para los usuarios chinos, hemos hecho todo lo que hemos podido para incrementar el acceso a la información y cumplir con la ley china”.
Este intento “no siempre ha sido un equilibrio fácil de conseguir, en especial desde que en enero anunciamos que no íbamos a censurar más los resultados de Google.cn”.
En cuanto al desvío de búsquedas a Hong Kong, la multinacional reconoce que “está claro que, después de las conversaciones que hemos mantenido con funcionarios del Gobierno chino, éstos consideran ese desvío inaceptable y que si seguíamos desviando a nuestros usuarios, nuestra licencia ICP no sería renovada”.
Sin esa licencia, que expiraba el pasado 30 de junio, “no podemos operar web comerciales como la de Google.cn, por lo que Google se habría desvanecido en China”, aseguró la multinacional.
A pesar de que su cuota de mercado en el gigante asiático -el mayor mercado de internet del mundo con más de 400 millones de usuarios- es muy inferior a la de las firmas locales, Google asegura que no quiere perder su vocación de hacer la información más accesible a todo el mundo, incluso en China.
Por otra parte, la compañía filial de Google en Australia fue hallada el viernes culpable de haber obtenido ilegalmente datos privados de ciudadanos al fotografiar calles y viviendas para su aplicación de mapas en Internet, pero quedó sin castigo.
Karen Curtis, la comisaria australiana de Privacidad, admitió que su organismo no puede imponer sanciones pero aceptará las disculpas de la empresa estadounidense, según la agencia AAP.
El buscador cometió un delito al tomar esa información de las redes inalámbricas domésticas sin consultar previamente con sus titulares.
Curtis pidió a Google que haga un asesoramiento sobre impacto de privacidad en cada actividad de recogida de datos desde la calle y que entregue una copia a su oficina, mientras la compañía anunció que colaborará con las autoridades locales.
La toma ilegal de datos fue limitada porque la cámara montada sobre un coche sólo es capaz de detectar a aquellos usuarios que estaban conectados a la red cuando el automóvil pasó por delante de sus casas, aunque también falló el sistema que iba a descartar la información de quienes no tenían protegida su conexión.
Google ha sido denunciada por violación de datos privados en 30 países, entre ellos Estados Unidos, donde la empresa se enfrenta a una acusación popular.

Pekín

Ver comentarios