Logo La República

Martes, 19 de febrero de 2019



FORO DE LECTORES


Google Trends y qué preocupa a los ticos

Hermann Hess [email protected] | Jueves 17 enero, 2019

Opinión Hermann Hess

Con el advenimiento de enormes flujos globales de información y su procesamiento por parte de la ciencia de datos y la estadística han aparecido fuentes de datos muy interesantes, que guardan maravillas de todo tipo para los aritmomaniacos, curiosos y científicos sociales.

Una de las más sorprendentes es quizá Google Trends, que monitorea en forma constante los términos más inquiridos mediante esa máquina de búsqueda. Los resultados se pueden analizar por país, región, tema o periodo de tiempo, lo que desde luego añade perspectivas interesantísimas a este tipo de información.

Si llevamos a cabo un resumen para Costa Rica durante el año 2018 aparecen temas más o menos obvios, como por ejemplo Rusia 2018 en la parte de Tendencias o Elecciones Costa Rica en la sección de Acontecimientos. Pero inmediatamente después de esos primeros rankings salen a flote tópicos inesperados, al menos para mí. En Tendencias 2018 siguen en orden descendiente Stan Lee (autor de cómics que murió ese año), Fabricio Alvarado (pero ningún otro candidato), Avicii (DJ y músico sueco que también falleció en 2018), Freddie Mercury (excantante de Queen), Fortnite (un juego de video), Stephen Hawking, Meghan Markle, Boca vs. River y Bohemian Rhapsody. Adicionalmente, es de notar que las búsquedas sobre Stan Lee se concentraron en las provincias de Cartago, Heredia y Alajuela en un solo pico a mediados de noviembre. Las búsquedas sobre Fabricio Alvarado lógicamente se agrupan durante los dos periodos de elecciones, pero provienen mayoritariamente de Limón y Guanacaste.

Asimismo, en la sección denominada ‘¿Qué es?’ las principales indagaciones fueron ¿Qué es un estado laico?, seguida por, ¿Qué es el plan fiscal?, que desde luego coinciden con el interés electoral del año. Sin embargo, la diversidad de los temas del cinco al nueve en el ranking es bastante interesante, relacionados con qué es una célula, el autismo, lupus, bullying (matonismo) y el ecosistema.

Finalmente, en las Preguntas del año, los dos primeros lugares corresponden a: ¿Quién fundó Google? y ¿Quién fundó Microsoft?, seguidos de preguntas sobre las elecciones y el campeonato mundial.

A manera de contraste en un país como Brasil las preguntas del año fueron: ¿Qué es el fascismo? y ¿Qué es la intervención militar? Stan Lee y Avicii también aparecen entre los personajes fallecidos más buscados ese año, pero otras celebridades son bastante diferentes: 1) Sylvester Stallone, 2) Pabllo Vittar, 3) MC Loma, 4) Meghan Markle y 5) Roger Waters. En Chile de nuevo las búsquedas sobre Avicii y Stan Lee son las más frecuentes, pero ‘¿Qué es?’ difiere mucho de las preguntas más frecuentes de los ticos: 1) ¿Qué es cólera?, 2) ¿Qué es Momo?, 3) ¿Qué es estupro?, 4) ¿Qué es burundanga? o bien 5) ¿Qué es antipoeta?

Volviendo al caso de Costa Rica, en la medida en que esas búsquedas constituyen un espejo o un indicador de las preocupaciones de una proporción importante de nuestra sociedad francamente me sorprenden y me recuerdan lo equivocada que puede estar la propia percepción de la realidad. La revolución de los datos que se está llevando a cabo en nuestro tiempo promete ayudar en este sentido, incluyendo análisis de sentimiento, de texto, imágenes, sonido y de otras fuentes de datos en el sentido moderno de la palabra. Al mismo tiempo, como con cualquier tecnología, se generan temas éticos y peligros relacionados con el control político y la privacidad, entre otros problemas potenciales.

Al mismo tiempo es importante preguntarse sobre la representatividad de estas búsquedas, aunque con el Big Data muchos de los valores —por así decirlo— de la estadística tradicional se están modificando, dando paso a metodologías diferentes que no necesariamente comparten las recetas de los “datos pequeños”. Lo que sí es cierto es que la escala y el procesamiento de la información disponible está empezando a decirnos cosas importantes sobre lo que hay (o no hay) en nuestras cabezas.