Goldman reduce su pronóstico a contracción global del 1%
Enviar
Goldman reduce su pronóstico a contracción global del 1%


Londres Goldman Sachs Group Inc. redujo su pronóstico sobre la economía global por segunda vez en ocho días luego de estimar que Europa padecería una recesión más profunda.
“Luego de la reducción de nuestro pronóstico sobre el crecimiento de la zona del euro a -3,6 % en 2009, ahora es probable que la economía mundial se contraiga un 1 % este año”, dijo Binit Patel, economista de Goldman en Londres. El 5 de marzo Goldman bajó su pronóstico para 2009 sobre el producto interno bruto mundial de una declinación del 0,2 % a una caída del 0,6 %.

Ministros de Finanzas de distintos países del mundo se reúnen hoy para buscar la forma de combatir la recesión mundial más grave desde la Segunda Guerra Mundial.
Los gobiernos ya han inyectado miles de millones de dólares en los sistemas financieros a los efectos de apuntalar bancos y otros sectores luego de que la contracción global del crédito paralizó el crecimiento. Goldman estima que la economía estadounidense y la británica se contraerán un 3,2 % y un 2,5 % respectivamente este año.
La demanda de exportaciones se derrumba y la producción industrial se ha desplomado en toda Europa. En Alemania, la mayor economía de la región, la producción declinó un 7,5 % en enero respecto de diciembre, lo que constituye la mayor caída desde que comenzaron a compilarse los datos para una Alemania reunificada en 1991.
Goldman pronostica que la economía alemana se contraerá un 5,2 % este año, el doble de lo que había estimado antes. La economía de Francia se contraerá un 2,9 % y la de España lo hará un 3,6 %, escribieron los economistas de Goldman en una nota de investigación. Estiman que el desempleo en los 16 países de la zona del euro aumentará del 8,2 % actual a un 10 %.
“Los riesgos de estos pronósticos son mayores”, escribieron los economistas de Goldman. “El carácter financiero y global de la crisis hace que sean más probables las interacciones inesperadas y negativas, y hasta podrían paralizar la recuperación. Por otra parte, nuevas olas de producción y demanda menguantes pueden generar el peligro de una deflación”.
El 5 de marzo, el Banco Central Europeo redujo su tasa clave a 1,5 %, la más baja de su historia. El presidente Jean- Claude Trichet indicó que la tasa referencial podría seguir bajando porque el banco estima que este año y el próximo la inflación se mantendrá “muy por debajo” de su techo del 2 %.
El Banco Mundial dijo la semana pasada que este año la economía global puede contraerse por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial y que el comercio experimentará la mayor declinación en 80 años.

Ver comentarios