Gobierno sigue gastando
Enviar

Empleados públicos recibirán aumento del 7%

Gobierno sigue gastando

Desperdicia oportunidad de reducir costos



RESUMEN EJECUTIVO
El gobierno ha rechazado la oportunidad de reducir sus gastos en 2016, prefiriendo otorgarles a los funcionarios un aumento del doble de la inflación prevista para el año entrante, de acuerdo con el presupuesto presentado ayer.
El incremento total de los gastos sería del 3%, el cual parece razonable, al suponer una tasa de inflación de aproximadamente ese monto.
Sin embargo, el presupuesto no es bajo, ya que se trata de postergar varios gastos, que simplemente tendremos que pagar más tarde.
Con este plan, el déficit a finales de 2016 llegaría a un 6,7%, más del doble de hace siete años, y el tercero más alto de Latinoamérica.


El gobierno les otorgaría a los funcionarios un incremento del 7% en 2016, mediante el rubro del salarios, así como de las transferencias, que representan otra forma de compensar a los empleados, y que en su conjunto conforman el 61% del presupuesto de ¢8 billones.
Se trataría de un incremento de la compensación de los empleados del sector público el doble de la inflación, que es proyectada en un 4%.
El gobierno habría podido reducir sus gastos en unos ¢72 mil millones, al aprovechar una disminución en el costo financiero; sin embargo, la rebaja en este rubro no es un ahorro, ya que tendremos que pagar la misma deuda, solamente a largo plazo.
Otro rubro que sufriría una reducción es el de las inversiones de capitales.
Mientras tanto, el déficit a finales de 2016 llegaría al 6,7% del valor de la producción nacional, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda. Más del doble de hace siete años, y el tercero más alto de Latinoamérica, únicamente detrás de Brasil y Venezuela.
Los gastos casi no iban a crecer en comparación con los de este año, aseguró el presidente Luis Guillermo Solís el domingo pasado, mientras se divulgó una versión preliminar del plan económico del Gobierno.
Sin embargo, el aumento en el presupuesto no es modesto, salvo por aprovechar un truco contable.

201509012110540.10-11.jpg

 

[email protected]
Colaboraron Javier Adelfang y Fabio Parreaguirre

Ver comentarios