Enviar
Millonario fondo no ha recibido solicitud de Costa Rica
Gobierno rechaza millones para limpiar ambiente
37 países en desarrollo se benefician de créditos blandos
El Gobierno lleva tres años intentando definir los proyectos y la forma en que podrían utilizarse recursos frescos para disminuir su huella de carbono, sin lograrlo.
Se trata de unos $6.400 millones que el Banco Mundial puso a disposición de sus socios desde 2008, en una línea denominada Fondo de Inversión Climática (CIF, por sus siglas en inglés), y que el país bien podría haber solicitado.
Este fondo se formó a partir de los aportes de bancos centrales de estados del primer orden, cuya huella de carbono es de las más elevadas, y por lo tanto están obligados a compensarla.
A mayo de 2011, esa dependencia del Banco Mundial no había recibido ningún planteamiento formal de parte del país.
Lo anterior es una realidad, mientras el Ministerio de Hacienda sostiene que los fondos del Estado son muy limitados, y se afirma que la meta de carbono neutralidad “está cada vez más cerca”.
“Hemos trabajado con el Banco Mundial durante los últimos 12 meses, en los cuales ha habido al menos cinco reuniones y sesiones de trabajo, pero aún no se definen las prioridades. Es necesario valorar muchos elementos, antes de comprometer al país en cualquier aspecto”, arguyó Andrei Bourrouet, viceministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, quien encabeza la gestión hacia el balance absoluto de la huella de carbono.
A la fecha, 37 países de todo el mundo han accedido a los recursos del CIF, entre ellos Colombia, Egipto, Indonesia, México, Bangladesh y Brasil.
Los proyectos en que se han invertido los recursos del CIF, en esas naciones, van desde el desarrollo de tecnologías limpias para la generación eléctrica, hasta la renovación de flotas de autobuses o construcción de sistemas de tratamiento de aguas.
El requisito básico para la asignación de recursos del fondo climático, es el esbozo de Planes de Ejecución, adjuntados al planteamiento del proyecto.
De momento ninguna de las áreas críticas de generación de carbono en el país, como transporte, salud o la agrícola, tiene en el papel o siquiera estudia algún programa de ejecución para acceder a los recursos.
“Somos parte de la comisión que promueve la carbono neutralidad y hemos valorado mejorar la flota de autobuses y el mejoramiento de vías. Se han considerado los fondos del banco como oportunidad para financiar los proyectos, pero aún no hemos definido prioridades”, confirmó Francisco Jiménez, ministro de Transportes.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios