Gobierno estudia estrategias para evitar recorte al presupuesto
La discusión del presupuesto inició ayer en su trámite  nal. Rolando González del PLN, impulsa un recorte millonario al plan de gastos del Gobierno. ARCHIVO/LA REPUBLICA
Enviar

“Protestas espontáneas pueden surgir”, indican diputados del PAC

Gobierno estudia estrategias para evitar recorte al presupuesto

Oposición se mantiene firme y no cederá a presión

A través de marchas, huelgas, el rompimiento del quórum en la Asamblea y argumentos para negociar, el Gobierno y sus aliados buscan proteger el presupuesto del año entrante de los recortes que la oposición exige.

Al iniciar ayer el debate final sobre el plan de gastos del gobierno central para 2015, aún no está clara la estrategia que Zapote y su bancada oficialista del PAC impulsarán en el Parlamento.
Sin embargo, sí está claro que se viene otra batalla entre los que defienden los gastos tal como están y los que exigen más austeridad en el manejo de los recursos públicos.

201411040007160.n33.jpg
Para el presidente Luis Guillermo Solís, las disminuciones que aprobaron los legisladores por ¢297 millones en la Comisión de Hacendarios, ponen en peligro la operatividad del Estado. Por tal razón el mandatario tratará de convencer a la oposición de reducir el tamaño del recorte planteado.

Como ejemplo señala los ¢1.400 millones que dejará de recibir el Fondo Nacional de Becas o los casi ¢400 millones que se busca reducir del presupuesto para seguridad.

“Tenemos que demostrar la inconveniencia de los recortes que quieren algunos diputados, pues podrían poner en peligro la operatividad del Estado en temas tan fundamentales como ayuda social, seguridad y competitividad”, manifestó Marco Redondo, diputado del PAC.
El legislador negó que el Gobierno vaya a movilizar a estudiantes y a funcionarios públicos para defender su plan de gastos.
Sin embargo, no descartó que protestas similares surjan “espontáneamente”.
Otra de las cartas a las que podría recurrir Solís, es al rompimiento del quórum el día que se pretenda votar el presupuesto en primer debate.
De llegar a pasar eso, el plan de gastos por ¢7,9 billones que mandó Solís hace un mes al Congreso se aprobaría automáticamente y sin ningún cambio.

Sin embargo, al imponerse por la fuerza el costo político sería muy alto, pues se generaría una crisis difícil de manejar entre el oficialismo y la oposición.

Mientras en el PAC buscan la mejor opción, la oposición comandada por Liberación Nacional, el PUSC y Ottón Solís, del PAC, insisten en que el Gobierno no puede darse el lujo de gastar a manos llenas, cuando el déficit fiscal se proyecta en un 6,7% del PIB.

Bajo esa premisa, ninguno de esos partidos dará los votos para revertir las rebajas.
Incluso, algunos consideran que la disminución que se aprobó en comisión “es insuficiente”, pues de los ¢297 mil que se bajaron, ¢200 mil corresponden al servicio de la deuda y al flujo de caja.
“Si el Poder Ejecutivo acepta votar este presupuesto en una semana lo haremos, por el contrario, si quieren prolongar un debate estéril durante todo el mes, lo haremos”, concluyó Rolando González, diputado del PLN.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios