Gobierno a un paso de quedarse sin presupuesto
Enviar

Diputados pueden rechazar este lunes plan de gastos para 2015

Gobierno a un paso de quedarse sin presupuesto

Oposición acudirá a Sala IV para denunciar supuesto abuso en discusión de proyecto

Si los diputados rechazan este lunes el texto original del presupuesto que mandó el presidente Luis Guillermo Solís a la Asamblea Legislativa, el Gobierno se quedaría sin presupuesto hasta 2015.

201411220002560.n33.jpg
Esa es una de la interpretaciones que se desprende del vacío legal que se generaría, ante el rechazo de los diputados del plan de gastos del otro año.
De persistir esa tesis, los legisladores estarían obligados a iniciar nuevamente el trámite del presupuesto, hasta que tomen una posición favorable.
Otra de las hipótesis de lo que pasaría en este caso señala que el Gobierno no se puede quedar sin dinero para operar y por tanto, el plan de gastos por ¢7,9 billones que propuso el mandatario inicialmente, se aprobaría automáticamente, sin ningún cambio.
El otro escenario en el horizonte es que el plan de gastos del año en curso, se prolongue por un año, tal y como sucede para las municipalidades e instituciones autónomas actualmente.
Abogados constitucionalistas y expresidentes del Congreso consultados por este medio difieren sobre el camino a seguir.
Ante este panorama, podría ser la Sala Constitucional o la Procuraduría General de la República, la que señale el camino a seguir.
“Todos los dictámenes fueron improbados y el proyecto de presupuesto enviado por el Ejecutivo también podría ir por esta vía, por lo que estaríamos ante una laguna legal que la Sala Constitucional deberá llenar en los próximos días”, expresó Juan Luis Jiménez, jefe del PLN.
La noche del jueves, los diputados rechazaron los tres informes que generó la Comisión de Hacendarios sobre el presupuesto, los cuales proponían hasta ¢297 mil millones en recortes para el otro año.
En ese sentido, varios partidos de oposición denuncian que Henry Mora, presidente del Congreso, supuestamente flexibilizó el reglamento legislativo, para lograr los intereses del gobierno.
Por esta razón, ya se planean acciones de inconstitucionalidad y recursos de amparo, para cuestionar el procedimiento seguido y los supuestos abusos cometidos.
La imposibilidad de razonar el voto cuando se discutieron el segundo y tercer informes que emitió la Comisión de Hacendarios, la negativa a responder a las apelaciones que se quisieron plantear y la imposibilidad de discutir por el fondo el plan original de Solís, son algunos de los supuestos yerros que se señalan en la técnica legislativa.
“Este tipo de triquiñuelas no favorecen en nada el debate en la Asamblea Legislativa, ni a nivel político. Se le olvida al PAC que faltan tres años de gobierno”, concluyó Mario Redondo, diputado de Alianza Demócrata Cristiana.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios