Enviar
Gobierno plantea fusión de aerolíneas mexicanas

México
EFE

El ministerio mexicano de Comunicaciones y Transportes (SCT) propuso ayer la fusión de aerolíneas del país como parte de una estrategia para que las empresas del sector enfrenten los altos precios de los combustibles.
Además de la fusión de las aerolíneas, se plantea repartir de manera estratégica las rutas asignadas para evitar saturar los destinos más demandados, explicó el titular de la SCT, Luis Téllez ante un grupo de diputados y representantes de líneas aéreas del país.
Durante su comparecencia ante la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, el funcionario aseguró que para ello se requiere una modificación en el marco jurídico y actualizar aquellos puntos en los que se les pueda permitir a las líneas aéreas trabajar de manera conjunta.
La SCT ve las fusiones con buenos ojos, porque esto es lo que va a permitir reducir los costos de las empresas, sostuvo Téllez durante el encuentro.
Dijo que el Gobierno mexicano no puede subsidiar a las aerolíneas y reconoció que la actual situación ha mermado las finanzas de estas compañías.
El presidente de la Comis
ión del Trabajo y Previsión Social de la cámara baja, Tomás del Toro del Villar, informó que para el segundo periodo ordinario, que comienza en septiembre, propondrá una partida especial del presupuesto para amortiguar la crisis financiera de la industria aérea.
Asimismo, impulsarán la reestructuración de la Política Aeronáutica de Estado que regule al sector.
Según las aerolíneas, el combustible representa entre el 44% y 55% del total de sus costos fijos.
Con la autorización para llevar a cabo fusiones se corre el peligro de que se creara un monstruo que concentraría el 50% del mercado, nacido de una posible fusión entre Aeroméxico y Mexicana de Aviación, las dos mayores aerolíneas que operan en México, aseguró el periódico azteca El Semanario.
La unión de estos dos gigantes no suena tan descabellada, ya que Mexicana, propiedad de la cadena hotelera Grupo Posadas y de otros accionistas encabezados por Gastón Azcárraga Andrade (principal accionistas de Posadas) intentó el año pasado comprar a Consorcio Aeroméxico (controladora de las aerolíneas Aeroméxico y Aerolitoral), sin embargo el ente antimonopolios se opuso.
Se “crearía un agente con poder sustancial en el mercado de transporte aéreo de pasajeros, con la capacidad de desplazar indebidamente a sus competidores e imponer precios y condiciones desfavorables a los consumidores”, dijo en octubre del año pasado la Comisión Federal de Competencia (CFC) cuando prohibió la concentración entre las dos aerolíneas.


Ver comentarios