Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Gobierno buscará erradicar desigualdad salarial en el deporte

Walter Herrera [email protected] | Martes 07 agosto, 2018

Amelia Valverde
El salario de la directora técnica de la Selección Femenina está muy por debajo del que percibe su contraparte en la Masculina. Amelia Valverde y el próximo entrenador de la Sele tendrán ingresos muy distintos. Archivo/La República


Elaborar una política pública que disminuya la brecha que existe en el deporte en materia económica entre hombres y mujeres es una de las prioridades que tienen el Instituto Nacional de la Mujer, Instituto Costarricense de Deporte y el Ministerio del Deporte durante el gobierno del presidente Carlos Alvarado.

Luego de la buena labor realizada por la Selección Femenina de Costa Rica, que consiguió la medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, las autoridades lanzaron un grito con respecto a las realidades económicas que viven hombres y mujeres en el mismo cargo.

Por un lado, Amelia Valverde, entrenadora de la Femenina, quien también está a cargo de otras divisiones menores en la Federación de Fútbol, tiene un salario muy por debajo del que gana su colega en la Selección Mayor Masculina, aun cuando los logros respaldan con mayor fuerza a las mujeres.

La tica fue la primera entrenadora en clasificar a Costa Rica a un Mundial Mayor, le dio la medalla de oro al país en los Juegos Centroamericanos en 2017 y la de plata en los Centroamericanos y del Caribe este año.

Su última contraparte, Óscar Ramírez, consiguió el boleto al Mundial de Rusia como mayor y único logro deportivo.

“El pueblo costarricense se dio cuenta de que existe una Selección Femenina que es muy buena, lo que muchos no saben es que estas mujeres no reciben los mismos salarios profesionales que la Selección Masculina, incluso, que su directora técnica no gana lo mismo que el entrenador de la Sele y que los fogueos no son del mismo nivel que los de la Mayor. Todas esas diferencias son brechas de género que debemos erradicar”, comentó Patricia Mora, ministra de la Condición de la Mujer.

Mora también señaló las limitaciones que deben superar estas muchachas para entrenarse día a día, como la falta de tiempo libre, ausencia de apoyo social y financiero a la práctica del deporte, escaso respaldo a la práctica infantil de deportes, menor número de espectadoras y “modelos a seguir”, escasa cobertura de los medios de comunicación, así como las responsabilidades familiares sin apoyo de ningún tipo.

Estas falencias se dan porque el Gobierno carece de una visión integral que beneficie e impulse todas las partes.

“La gran deuda del país es que el deporte no se maneja de manera integral. Hay mucho énfasis en deportistas de alto rendimiento y deportes tradicionales”, señaló Carolina Hidalgo, presidenta de la Asamblea Legislativa.

Lo primero que se debe trabajar, antes de buscar igualar los salarios es generar bases sólidas que incentiven la participación de la mujer en áreas donde reina el hombre.

“En aguas abiertas por ejemplo, siempre vas a ver cuatro veces más hombres que mujeres, al igual que en lo laboral se les limita la práctica, por eso hay que generar incentivos para que participen”, señaló la mandataria.

Esta realidad sobrepasa las fronteras del país.

Las mujeres en el mundo ganan de media un 23% menos que los hombres, según datos de las Naciones Unidas.

“No hay un solo país, ni un solo sector en el que las mujeres ganen los mismos salarios que los hombres”, explicó Anuradha Seth, asesora de ONU Mujeres a la agencia de comunicación EFE, este año.

Según esta agencia, la brecha salarial no se puede explicar por una o dos causas, sino por la acumulación de numerosos factores que incluyen la minusvaloración del trabajo de la mujer, sus tareas sin remuneración en el hogar, su menor participación en el mercado laboral, el tipo de puestos que asumen y la discriminación.

En conjunto, la estimación de la organización es que por cada dólar que gana un hombre, de media una mujer gana 77 centavos.