Enviar
Glorioso retorno
Nery Brenes fue recibido como el héroe deportivo que es

En un ambiente de mucho orden y ante cientos de admiradores, Nery Brenes retornó ayer al país, y aunque no se atrevió a prometer una medalla olímpica, dejó claro que se esforzará por alcanzarla.
Brenes salió del aeropuerto pasadas las 5 p.m., luego de ser recibido en lo interno del edificio por la presidenta de la República Laura Chinchilla, y se mostró complaciente con las personas que le pedían autógrafos o fotos.
Antes de esto, pasadas las 4 p.m., había llegado al aeropuerto un bus de dos pisos con autoridades del gobierno y familiares de Brenes, entre ellos su esposa Sasha Sanabria, aumentando la recepción ya cargada de admiradores y mucha prensa, nacional e internacional.
Brenes salió con su hijo en brazos y acompañado por Chinchilla, quien le otorgó una beca por unos ¢12 millones que corresponden a los seis meses de ¢2 millones mensuales que ya había ofrecido el gobierno para el atleta, durante el presente año y como preparación para la Olimpiada.
Durante el viaje hacia el Hotel Marriot, donde se dio la conferencia de prensa, Brenes recibió muchas muestras de cariño de los ticos, principalmente a su paso por Belén, donde la gente con pancartas y vivas se tiró a la calle para saludar al ilustre campeón mundial.
Durante la conferencia de prensa Brenes se llenó de agradecimientos para quienes le han ayudado y también para su pueblo limonense que lo ha apoyado.
Sobre el futuro, Nery dejó claro que ahora costará más porque los atletas le conocen y saben lo que él puede hacer y tomarán las precauciones y acciones del caso, pero agregó que lo que aquellos no se imaginan es que ahora él pondrá el doble de esfuerzo por seguir alcanzando objetivos más altos.
Con un “voy con todo” Nery prometió mucho trabajo y aunque dijo que le gustaría prometerle a Costa Rica una medalla de oro, prefiere decir que trabajará mucho por obtenerla.
Brenes aseguró que estaba muy consciente de su potencial y para este mundial sabía que ganaría una medalla, aunque no tenía claro cuál. Tras su victoria el domingo, el atleta fue enfático con la prensa internacional al decir que ahora el mundo sabía de lo que él era capaz y los costarricenses, que se puede y se debe soñar alto.

Sergio Alvarado y Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios