Globalización de una crisis
Enviar
Globalización de una crisis

Jorge Iván Ramírez
Director de Informática

En estos días personas de todas partes del mundo, interesadas en temas financieros, hablan de la crisis, piensan en la crisis, les preocupa la crisis, pero ¿cuál es la crisis?
La crisis es la crisis del mercado hipotecario de Estados Unidos cuyas repercusiones alcanzaron a las más sólidas entidades financieras, principalmente de ese país, pero también del resto del mundo. Así, se produjeron los siguientes anuncios: la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, la compra del Merrill Lynch por parte del Bank of America, los problemas de liquidez de la aseguradora más grande del mundo, AIG y la transformación de Morgan Stanley y Goldam Sachs que dejan de ser bancos de inversión para convertirse en bancos comerciales.
Anuncios como estos, viajando en Internet en tiempo real producen un pánico globalizado de manera instantánea. Las principales bolsas del mundo reaccionaron no ante el tipo de anuncios, ya que se producen a diario en el ámbito financiero, sino ante el nombre y tamaño de las compañías involucradas en ellos.
Posiblemente hace diez años, la información que origina una crisis hubiera llegado de manera gradual al mundo por medio de los canales de información habituales en el ámbito financiero. Sin embargo, hoy en día, gracias a las tecnologías de la información, es posible seguir el comportamiento de los mercados al instante. La información llega tanto al presidente de Barcleys Bank, que está analizando una posible oportunidad de negocio, como a un inversionista que tiene un puñado de accione en bolsa. Ambos tienen acceso a la misma información del mercado y, la diferencia la hace la posibilidad de acceder a información complementaria que le llega por sus asesores, analistas y conexiones, la cual soporta y ayuda a dimensionar el impacto de los anuncios que esta viendo, leyendo y siguiendo.
Luego viene otro anuncio, sobre las medidas adoptadas por el gobierno estadounidense para recuperar la confianza en las entidades financieras, que incluye recursos por $700 mil millones, pero que hoy en día no traen calma suficiente a los mercados.
Previamente a esta situación, en nuestro mercado de valores y nuestra economía, se vivía una situación de expectativa y pesimismo ante los movimientos de tasas y las decisiones del Banco Central.
Por eso, para poder tomar una decisión sobre su portafolio debe primero buscar la asesoría de un analista de inversiones que le ayude a ver sus alternativas ante esta situación y tomarse el tiempo para reorganizar su estrategia ante la situación global y local, y no simplemente reaccionar ante el flujo constante, continuo y abrumador de información que vienen de este mundo globalizado y con el pánico de una crisis.


Ver comentarios