Gira de Obama reabre debate sobre cobertura electoral
Enviar
Gira de Obama reabre debate sobre cobertura electoral

Frenesí mediático causado por la visita del candidato demócrata a Irak contrasta con poca atención a los viajes de McCain

Washington
EFE

El frenesí mediático desatado por la gira a Oriente Medio y Europa de Barack Obama, candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, ha reabierto el debate de si esta cobertura electoral peca de parcialidad.
A diferencia de John McCain, aspirante republicano a la Casa Blanca, cuya última visita a Irak la pasada primavera pasó sin pena ni gloria en los medios, Obama ha arrastrado con él a la flor y nata del periodismo estadounidense.

Brian Williams, presentador del informativo nocturno de máxima audiencia de la cadena de televisión NBC, anunció hace unos meses desde su estudio en Nueva York la llegada a Irak de McCain, evento al que dedicó dos escuetas frases.
Pero tienen otros planes para esta ocasión: Williams se va a Alemania
para cubrir en directo la escala del “presidenciable” demócrata en ese país.
ABC y CBS, las otras dos grandes cadenas de TV estadounidenses, tampoco escatimarán esfuerzos y desplazarán a sus presentadores estrella a Israel y Jordania esta semana.
El extraordinario despliegue ha atraído críticas y suscitado interrogantes sobre la ecuanimidad de los medios.
Mark Preston, editor político de CNN, justifica la cobertura de la gira de Obama al recordar que el senador aparece rezagado en los sondeos frente a McCain en temas de política exterior y todo el mundo quiere ver cómo navega en unas aguas nuevas para él.
“El que McCain haga uno de esos viajes no es nada extraordinario”, dice en un vídeo que aparece en la página web de CNN Preston, quien recuerda que el senador republicano ha estado en Irak siete u ocho veces y lleva varias décadas en el Congreso.
“Barack Obama lleva en el Senado sólo un par de años”, afirma Preston, quien insiste en que “la gente quiere ver cómo va a actuar en el extranjero, lo que dice y la reacción que obtiene”.
Paul Friedman, vicepresidente de CBS, va un paso más allá, al señalar que la campaña de McCain tiene en parte la culpa de que el viaje de Obama haya generado tal ex
pectación al criticar su falta de experiencia internacional.
Al igual que Preston, el directivo de CBS destaca el aspecto novedoso del viaje de Obama, el primero que hace al extranjero desde que aseguró la candidatura presidencial en junio.
“Si este fuera el primer viaje de McCain a una zona de guerra (...) también le dedicaríamos una gran cobertura”, señaló Friedman el jueves en declaraciones al diario “The New York Times”.
“Este es el primer viaje del senador Obama y sus posturas y la percepción pública de él en temas de seguridad nacional son importantes”, añadió Friedman.
El problema, según Amy Mitchell, subdirectora del Centro para la Excelencia en Periodismo, una organización que evalúa más de 300 historias políticas cada semana en distintos medios, es que este desequilibrio es ya una constante.
Así, Obama ha tenido una presencia mediática mucho más significativa que su oponente desde el 9 de junio justo después de lograr la candidatura presidencial.
Según el Tyndall Report, que sigue la cobertura televisiva, los informativos de las cadenas tradicionales (ABC, CBS y NBC), con una audiencia conjunta de más de 20 millones de espectadores, dedicaron 114 minutos a Obama desde junio y sólo 48 a McCain.
“Existe el argumento de que Obama es menos conocido que McCai
n y que hay más que contar de él, pero cuando hay dos candidatos es difícil el justificar dar a uno más cobertura que al otro”, dijo a Efe Mitchell.
“Creo que McCain tiene el derecho a cuestionar esta cobertura”, afirmó Mitchell.
Conrad Fink, profesor de la Universidad de Georgia y ex vicepresidente de la agencia de noticias Associated Press (AP), discrepa: “Obama genera más noticias que McCain y por eso obtiene más cobertura, es tan simple como eso”.
La campaña del senador por Arizona ha intentado quitar hierro al asunto.
“Los estadounidenses elegirán al próximo presidente basándose en su experiencia y quién está mejor preparado para ser comandante en jefe”, dijo a Efe Hessy Fernández, portavoz del Partido Republicano.
“No es productivo para nosotros el preocuparnos sobre cómo la prensa favorece al senador Obama”, añadió Fernández.
Sea como sea, Obama ha resultado un activo atractivo para unos medios en crisis, al lograr disparar la circulación de revistas como “Time” o “Vogue” cuando las publicaciones le dedican la portada.

Ver comentarios