Enviar
Generadora de energía con viento logró reducir 45 mil toneladas de carbono en siete meses de operación
Gigante eólica en Bagaces
Inversión fue de $110 millones y dará energía a 70 mil hogares

La planta eólica más grande instalada en Costa Rica se estrenó en Guanacaste esta semana, y será apta para abastecer a una población estimada en 70 mil hogares al año.
La Planta Eólica Guanacaste S.A. (PEG), ubicada en Bagaces, pertenece a un consorcio de tres empresas. Lo encabeza GDF SUEZ Energy Central America, filial del Grupo GDF SUEZ de origen franco-belga.
Otra firma es la alemana llamada Juwi que es desarrolladora de proyectos de energía renovable. La tercera empresa corresponde a la costarricense Proyectos y Construcciones BC y Asociados S.A.
El proyecto había comenzado en setiembre de 2009 a la mitad de su capacidad y desde diciembre opera en pleno.
Desde que se inició hasta el 31 de marzo de este año, la planta logró evitar la emisión mínima de 45 mil toneladas de carbono, que se hubieran generado si la energía producida en este tiempo hubiera sido a base de petróleo.
La infraestructura se desarrolló con un contrato de 20 años de compra-venta de energía con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
El ICE compra a PEG el 100% de su producción. El contrató prevé una tarifa variable, en la época seca es de $0,097 por kilovatio hora y en época lluviosa $0,038 también por kilovatio hora, tarifa ratificada por la Autoridad de los Servicios Públicos, según empresarios de la planta.
“Cuando no llueve y la planta esté remplazando las plantas térmicas, la tarifa sería un poco más alta; cuando hay lluvia y se necesita menos la energía eólica la tarifa es más baja”, comentó Jorge Manuel Dengo, gerente general en Costa Rica de Planta Eólica Guanacaste S.A. y gerente de país de GDF SUEZ Energy Central America.
Actualmente emplea a 21 trabajadores de la zona para mantenimiento, seguridad, operación y administración en Guanacaste. Además hay cinco personas empleadas en las oficinas en San José.
En febrero de 2008 empezó la edificación y se acabó en setiembre del año siguiente. En el proceso de construcción y montaje electromecánico se emplearon alrededor de 400 personas.
“Costa Rica es pionera en demostrar que la transición a 100% de generación de energías renovables es posible si se está dispuesto a hacer el cambio”, comentó Matthias Willenbacher, director ejecutivo de Juwi, quien estuvo este fin de semana en el país para la inauguración de la planta.
Hasta el momento, la generadora de energía eólica más grande en el país había sido Plantas Eólicas, S.R.L., con una capacidad instalada nominal de 23 megavatios y 58 aerogeneradores; inició operaciones en junio de 1996 y fue la primera planta de generación eólica a escala comercial en Latinoamérica.
Este proyecto también vende el 100% de su producción al ICE bajo un contrato de suministro de energía.
Otra de las grandes es la planta eólica de Molinos de Viento del Arenal S.A., a 22 kilómetros de Tilarán. Esta consta de 32 turbinas.
El total de capacidad eólica instalada representa cerca del 5% de la producción de Costa Rica.
“Este porcentaje debería ser mayor pues no causa calentamiento global, va de acuerdo con el plan de Carbono Neutralidad del gobierno, no contamina, no usa derivados del petróleo, el viento es gratis y crea trabajo en zonas donde no hay, además genera energía en verano cuando no hay lluvia”, comentó Jay Gallegos, gerente general de Mesoamerica Energy, administradora de la Plantas Eólicas, S.R.L.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios