Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



GLOBAL


General Motors y Mastercard quieren que sea su auto el que pague

Bloomberg | Martes 24 enero, 2017

Este año la cifra mundial de conectividad móvil subirá a los 65,7 millones de coches. Bloomberg/La República


La mayoría de los consumidores aún no saben cómo pagar su café diario utilizando sus teléfonos inteligentes. Pero eso no ha detenido a los fabricantes de automóviles a la hora de añadir monederos electrónicos también a los coches.

Los pagos desde el coche, durante largo tiempo una quimera en los centros de investigación de los grandes fabricantes de automóviles, están por fin listos para su presentación mundial.

Honda Motor Co. mostró un prototipo en la feria de tecnología CES 2017 en Las Vegas, a comienzos de este mes, que permite a los conductores abonar el aparcamiento o la gasolina sin necesidad de recurrir a su tarjeta de crédito.

General Motors Co. y Kia Motors Corp. podrían ofrecer una aplicación similar tan pronto como este año. Y Volkswagen AG ha comprado PaybyPhone, un proveedor de pagos móviles de aparcamiento, en un acuerdo cerrado el mes pasado.

La idea es aprovechar los 48 minutos que el estadounidense medio pasa en el coche cada día. Al principio, la utilidad de esta tecnología se limitará a cosas como los peajes o los servicios de comida rápida para recoger desde el auto.

A lo largo de los próximos diez años, a medida que progresen los coches autoconducidos, los fabricantes de automóviles tienen como meta vehículos que sirvan como centros comerciales, en los que los consumidores puedan comprar ropa o productos alimenticios para recogerlos en la acera de camino a casa desde el trabajo.

“Todos los fabricantes de automóviles se encuentran en diferentes estadios de preparación, pero todos están trabajando en ello”, dijo Jim McCarthy, director global de innovación y asociaciones estratégicas para Visa Inc., que se ha unido a Mastercard Inc. en la carrera para habilitar funciones de pago para el sector automotor.

Los fabricantes de automóviles esperan que los monederos digitales se implanten a medida que el número de coches conectados (vehículos con acceso satélite, móvil, wifi o Bluetooth) aumente. Este año, la cifra mundial de conectividad móvil subirá a los 65,7 millones de coches, desde los 40,4 millones en 2016, según la empresa investigadora Gartner Inc.