Geithner busca alianzas comerciales con Brasil
Enviar
Geithner busca alianzas comerciales con Brasil

Timothy Geithner, secretario del Tesoro de EE.UU., afirmó ayer en Sao Paulo que su país está muy interesado en fortalecer las relaciones con Brasil, del que dijo que se convirtió en una potencia económica y financiera importante a nivel global.
Geithner elogió el protagonismo que ha alcanzado Brasil como nación emergente en los últimos años, y que la ha llevado a tener más poder en organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, en un debate con cerca de cien estudiantes en un centro universitario en Sao Paulo.

El funcionario manifestó su satisfacción por estar en Brasil preparando la visita que realizará al país el próximo mes el presidente estadounidense, Barack Obama, para “establecer las bases para una relación más fuerte entre los dos países”.
“Brasil es una potencia económica y financiera importante en la escena global. Nuestras economías tienen fuerzas semejantes y enfrentan desafíos semejantes”, agregó.
“Nuestras relaciones económicas se están expandiendo. El comercio bilateral entre los dos países prácticamente se dobló desde el comienzo del siglo, así como las inversiones y el flujo de capitales en ambos sentidos”, dijo el secretario del Tesoro.
Geithner destacó que actualmente varios empresarios brasileños están invirtiendo en Estados Unidos, abriendo fábricas y generando empleos en su país.
Agregó que, con “intereses muy alineados”, Brasil y Estados Unidos tienen que trabajar juntos para superar los problemas en un momento que calificó como de “transición” en la economía mundial.
“Nuestras economías están en una posición más fuerte que hace dos años. Estamos unidos por desafíos económicos e intereses comunes. Y ahora es más importante que trabajamos juntos, como socios”, por la economía de ambos países y el crecimiento económico global, afirmó.
Recordó que, cuando se produjo la crisis económica global, los dos países trabajaron con estrategias coordenadas para recuperar el crecimiento económico.
Según Geithner, tras la forma exitosa como Brasil reaccionó a la crisis, Estados Unidos decidió presionar para ayudar al país a tener un papel más importante en la mesa multilateral.
“Hemos defendido fuertemente que el G-20 se convierta en el principal foro de cooperación económica y financiara global. Nos empeñamos para reforzar el papel de países emergentes como Brasil en la dirección del FMI y del Banco Mundial, hasta el punto que ahora Brasil es uno de los mayores accionistas del FMI”, dijo.
Aseguró que Brasil está enfrentando actualmente un fuerte aumento del flujo de capitales que aprecia su moneda y advirtió que el país no podrá superar este problema solo.
El Gobierno brasileño ha acusado a EE.UU. y a China de promover una guerra cambiaria para aumentar sus exportaciones, lo que está reduciendo la competitividad de naciones en desarrollo como Brasil.
“Pero esos flujos (de capitales) han sido favorecidos por las políticas de otras economías emergentes que están intentando mantener sus monedas desvalorizadas”, admitió Geithner sin mencionar a ningún país.

Sao Paulo
EFE


Ver comentarios