Geithner pide cambios "muy sustanciales" en Wall Street
Enviar
Geithner pide cambios “muy sustanciales” en Wall Street

Washington -- Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos, pidió cambios significativos en las prácticas remunerativas de las entidades financieras y dijo que en junio se lanzará el plan del Gobierno del presidente Barack Obama de ayudar a alinear los salarios con el rendimiento.
“No creo que podamos regresar al método que había”, dijo Geithner en una entrevista en el programa de Bloomberg Television “Political Capital with Al Hunt” (“Capital político con Al Hunt”), que se emitirá esta noche y el fin de semana. “Necesitamos ver cambios muy, pero muy sustanciales”.

Dijo que las prácticas salariales, que incluyen grandes gratificaciones a fin de cada año, fomentaron la toma excesiva de riesgos y contribuyeron a precipitar la crisis financiera. Lo que se necesita es fijar un conjunto de estándares amplios que los supervisores financieros puedan usar para asegurarse de que aquello no vuelva a pasar, dijo.
El plan del Gobierno sobre remuneraciones sería parte de una propuesta de reestructuración de la normativa financiera que se propone proteger a los consumidores y reducir la vulnerabilidad a las crisis. Geithner ha descartado previamente establecer límites específicos a los sueldos o alterar los contratos sobre remuneraciones ya acordados.
En una variada entrevista, el jefe del Tesoro declinó decir si el Gobierno propondría despojar a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC en sus siglas en inglés) de algunas de sus competencias como parte del plan, y desechó las sugerencias de que tenga desacuerdos con la presidenta de la Corporación de Seguro de Depósitos (FDIC por sus siglas en inglés), Sheila Bair.
Geithner, de 47 años, rehusó declarar que la crisis financiera haya terminado. Dijo que el crédito aún está constreñido y los tipos de interés altos para muchas empresas que buscan empréstitos. Predijo que esta situación iría mejorando de forma gradual según empresas y consumidores redujeran sus deudas a unos niveles financieramente más manejables.
“Eso hará que el proceso de recuperación sea algo más lento que en otras circunstancias”, añadió.
El jefe del Tesoro dijo que era una “preocupación real” el que algunos bancos que han recibido dinero del Gobierno lo devolvieran demasiado rápido. Para evitar que esto pase, los bancos que quieran devolver los fondos públicos deberán demostrar que tienen mucho más capital del que necesitan y que pueden captar recursos del sector privado “a una escala importante” sin ayuda gubernamental, dijo.
Geithner dijo a los legisladores esta semana que con cada $1 de capital bancario se pueden generar más de $8 en créditos. Aun así, dijo en la entrevista que el Tesoro no exigirá que los bancos se comprometan a efectuar aumentos específicos de su actividad crediticia como condición para devolver al Gobierno el dinero recibido.
“Muchos países se han metido en serios problemas con unas políticas que obligan a sus bancos a prestar”, dijo. “Eso probablemente lleve a un sistema bancario más débil y menos eficiente, a una economía menos eficiente”.
El Gobierno ha distribuido casi $300 mil millones en capital a unos 600 bancos y entidades financieras con el paquete de rescate financiero por valor de $700 mil millones aprobado por el Congreso el año pasado. Un número de bancos, como Goldman Sachs Group Inc., JPMorgan Chase & Co. y Morgan Stanley, han solicitado devolver los fondos del Gobierno.

Ver comentarios