GE y Caterpillar presionan por libre comercio en nuevo Gobierno
Enviar
GE y Caterpillar presionan por libre comercio en nuevo Gobierno


Boston -- General Electric Co. y Caterpillar Inc dicen que el Gobierno de Barack Obama debe mantener el comercio tan abierto como sea posible para impulsar las exportaciones y debe resistirse a los pedidos de proteccionismo de los legisladores en esta crisis financiera global.
“Cuando la gente teme, quiere crear barreras al comercio”, dijo el máximo responsable de GE, Jeffrey Immelt, en un discurso pronunciado el 27 de octubre en la Universidad de Columbia, en Nueva York. “Sería un verdadero crimen, creo, si permitimos que la actual volatilidad económica nos haga retroceder en la globalización”.

Las exportaciones de empresas tales como GE y Caterpillar crean empleos estadounidenses y muestran por qué el presidente electo Barack Obama y el Congreso no deben poner límites al comercio, dijo Doug Oberhelman, presidente del grupo Caterpillar.
“¿Por qué estamos viendo esta corrida hacia el proteccionismo cuando estamos hablando sobre la creación de puestos de trabajo estadounidenses?”, dijo Oberhelman, quien supervisa las operaciones mundiales de motores de Caterpillar y también las áreas de recursos humanos, desarrollo sustentable y reindustrialización, en una entrevista el 28 de octubre.
GE realiza más de la mitad de sus ventas en el exterior como mayor fabricante mundial de turbinas para plantas eléctricas, motores de aviones y equipo médico de diagnóstico por imágenes. Caterpillar, el mayor fabricante de excavadoras, exporta la mitad de las máquinas fabricadas en algunas plantas estadounidenses.
Caterpillar, con sede en Peoria, Illinois, respalda el propuesto tratado de libre comercio con Colombia, que Oberhelman dice que impone injustamente aranceles sobre productos estadounidenses que ingresan en el país. “Ya ellos están exportando todo gratuitamente y nosotros tenemos que pagar para exportar hacia allá”, dijo.
Obama dijo el mes pasado que se oponía a una votación legislativa programada sobre un acuerdo de comercio con Colombia antes de la asunción del nuevo Gobierno, porque tal acuerdo debería abordar asuntos como la violencia contra los dirigentes obreros en ese país. El presidente George W. Bush convirtió en prioridad de su Gobierno la aprobación del acuerdo con Colombia.
El nuevo Gobierno se centrará en velar por que se cumplan los acuerdos comerciales existentes, incluso aumentar la presión sobre China para que suba el valor de su moneda, dijo Lael Brainard, asesor que representó a la campaña de Obama en una conferencia realizada el 8 de octubre y auspiciada por la Washington International Trade Association.
El nuevo Gobierno “actualizará” el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, según sus siglas en inglés) para incluir artículos más estrictos sobre trabajo y medio ambiente, dijo Brainard.
Los temas comerciales podrían importar menos al comienzo del Gobierno de Obama que garantizar que la economía salga de la más profunda crisis financiera desde la década de 1930. Lo primero que debe hacerse es estabilizar los sistemas financieros, dijo Dennos Slater, presidente de la Association of Equipment Manufacturers, una cámara empresarial con sede en Milwaukee, integrada entre otros por Caterpillar y Deere & Co., el mayor fabricante mundial de maquinaria agrícola.
“Hasta que no tengamos eso resuelto, ninguna otra cosa importa”, dijo Slater en una entrevista el 27 de octubre. Para aumentar los puestos de trabajo, dijo que el programa de recuperación que se adopte debería incluir dinero para los grandes proyectos de construcción.
Estados Unidos y otros mercados desarrollados necesitan comercializar productos en todo el mundo para seguir siendo competitivos, porque no podrán “reestructurar” sus economías para basarse en servicios, dijo Immelt en su discurso en la Universidad de Columbia. El “único futuro” para Estados Unidos y Europa es “la capacidad de hacer y vender productos y de hacerlo sobre una base internacional”.

Ver comentarios