Enviar
GDF Suez se alía a firmas cariocas

París
EFE

El grupo energético francés GDF Suez anunció ayer la firma de un acuerdo de colaboración en el ámbito nuclear con las compañías brasileñas Eletrobrás y Eletronuclear.
Coincidiendo con la visita del presidente francés Nicolas Sarkozy a Brasil, GDF Suez anunció en un comunicado este “protocolo” de cooperación, que se centrará básicamente en el “intercambio de informaciones y de experiencia” en el campo nuclear.
Gérard Mestrallet, máximo responsable de GDF Suez, fue el encargado de ratificar el acuerdo, junto con los presidentes de Eletrobrás, José Antonio Muniz Lopes de Sousa, y de Eletronuclear, Othon Luiz Pinheiro da Silva.
Los trabajos de cooperación, añade la nota, se centrarán en cuestiones como la explotación de las centrales nucleares, la tecnología, los mecanismos de propiedad, el proceso de selección de los lugares de construcción o el desarrollo de recursos humanos.
GDF Suez, con 50 años de experiencia en materia nuclear, posee y explota siete reactores en Bélgica y dispone de una participación en las centrales nucleares francesas de Chooz y Tricastin.
El grupo recuerda además que ya ha anunciado su intención de participar en el desarrollo de nuevas centrales nucleares, especialmente en Gran Bretaña y Emiratos Árabes Unidos (EAU).
Su objetivo consiste en aprovechar su experiencia para la explotación de nuevas centrales, manteniendo su presencia en Europa y desarrollándose en “mercados clave como el de Brasil”, donde es ya el primer productor privado de electricidad, declaró Mestrallet.
En otro aspecto del campo energético, Brasil redujo su demanda de gas boliviano un 11% en julio, hasta los 24,7 millones de metros cúbicos diarios, y la tendencia a la baja se acentuó el mes pasado, informó ayer el Gobierno.
El Ministerio de Minas y Energía calcula que agosto se habrá cerrado con una media diaria de 22 millones de metros cúbicos, una cifra inferior al mínimo establecido en el contrato entre ambos países.
La media anual de importación del gas boliviano se situó al cierre de julio en los 22,84 metros cúbicos al día, según un comunicado difundido por el Ministerio.
En total de la demanda brasileña cayó un 6% en ese mes, lo que se explica por el exceso de reservas y por las menores necesidades de las centrales térmicas, que redujeron su consumo en un 38%.
Ver comentarios