Enviar
Más de 350 personas han muerto y 1.600 resultaron heridas en conflicto árabe israelí
Gaza sufre escasez de medicinas

• Tres de los principales hospitales han resultado dañados en los ataques y los servicios de ambulancias operan al 50% de su capacidad

La franja de Gaza sufre una grave carencia de medicinas, sangre y cámaras refrigeradoras para conservar los cadáveres después de tres días de una ofensiva aérea israelí que ha dejado atrás 350 muertos y más de 1.600 heridos.
“Sufrimos una enorme escasez de medicinas” denunció Moawiya Hasanein, jefe de los servicios de emergencia de Gaza, quien precisó que faltan en la franja “más de 150 tipos de medicamentos” necesarios para atender a los heridos.
Además, no hay suficientes camas de hospital, ni sangre para transfusiones, ni tampoco cuentan con suficientes cámaras refrigeradoras para conservar los cadáveres, por lo que han pedido a la población que acuda a los hospitales a recoger a sus familiares fallecidos.
“El 30% de los muertos (más de un centenar) son civiles y el 40% de los heridos son mujeres y niños”, dijo Hasanein.
Tres de los principales hospitales han resultado dañados en los ataques y los servicios de ambulancias operan al 50% de su capacidad debido a falta de personal sanitario y equipos médicos, informó en su página web el Centro de Medios Internacional de Oriente Medio (IMEMC).
La situación en los hospitales es “muy mala”, según Alberto Arce, cooperante español del movimiento “Free Gaza” desde la localidad de Beit Hanun (norte de Gaza)
“El hospital de Shifa (en Gaza capital) está absolutamente colapsado y, desde que bombardearon el sábado una mezquita cercana, todos sus cristales están rotos y han sido sustituidos por plásticos”, declaró.
“En los hospitales de los campos de refugiados la situación es un poco mejor, no se ve tanta sangre ni pasillos repletos de heridos como en Shifa, pero es porque estos centros sólo tienen capacidad de proporcionar atención primaria”, por lo que los heridos más graves no acuden a ellos, explicó.
“En el hospital de Beit Hanun nos han dicho que no tienen capacidad para acoger a más de diez heridos a lo largo de toda la noche”, aunque sus ambulancias harán lo posible para asistir a las víctimas si hubiera nuevos ataques”, manifestó Arce.
En dos días se ha permitido la entrada a Gaza de camiones con ayuda, alimentos y medicinas, dijo Avital Leivovitz, portavoz del Ejército israelí.
“No tenemos ningún límite de la cantidad de medicina y alimentos que permitimos pasar: estamos dejando entrar todo lo que envían las organizaciones humanitarias”, aseguró la portavoz militar.
Por otra parte, la Casa Blanca culpó al movimiento islamista palestino Hamás de la violencia en Oriente Medio y le exigió que deje de “lanzar proyectiles contra Israel” y “respete el alto el fuego” de los últimos meses.
En un comunicado el presidente George W. Bush hizo un llamamiento en favor de alcanzar una paz duradera y sostenible en la región. Este comunicado fue leído por Gordon Johndroe, portavoz de la Casa Blanca, desde Crawford, en Texas.
Ver comentarios