Enviar
Gastronomía contemporánea

El mundo de los alimentos y bebidas está cambiando de una manera impresionante, y lo está haciendo tan rápido que difícilmente nos damos cuenta de dicho crecimiento hasta que nos vemos sorprendidos por noticias, nuevos restaurantes, nuevos productos y nuevos comportamientos.
La exigencia del consumidor, disponibilidad de nuevos productos, el avance de la tecnología de la información, nuevos adelantos técnicos en equipos, el acelerado desarrollo de destrezas profesionales y por último la gran presión económica que actúa como un detonante y pone extraordinaria presión por una mayor eficiencia de los sistemas, son factores importantes.
Sin embargo resaltaría dos, la exigencia del consumidor y el avance de la tecnología de la información, que al unirse forman un efecto multiplicador que comienza a perfilarse como un generador de cambio impresionantemente poderoso.
Las redes sociales colocan en tiempo real al consumidor en el puesto del piloto de un vehículo del cual nadie puede predecir a dónde va a ir mañana, solo sabemos a dónde llegó hoy.
Por otro lado la necesidad por tener un mundo sostenible, más saludable, más justo, más auténtico y definitivamente más eficiente está permeando en el individuo y las sociedades, las cuales se informan cada vez más rápido y a su vez con igual velocidad reaccionan.
¿Una fórmula para no perderse en este mundo volátil? Volver a lo básico, nunca comprometer la calidad, enfocarse, especializarse, diferenciarse de la competencia, poner increíble atención a los detalles, no querer complacer a todos y sobre todo ser auténtico y adoptar prácticas sostenibles en nuestros restaurantes.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!
Ver comentarios